NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

HOJAS INFORMATIVAS

5 de septiembre de 2002

¿EL SEÑOR HAARDER NO TIENE QUIEN LE INFORME? 

El señor Haarder es el Ministro de Asuntos Europeos de Dinamarca y en la actualidad Presidente en ejercicio del Consejo de la UE. En razones de su cargo presidía en la tarde de ayer la sesión del Parlamento Europeo en la que se daban respuestas a la preguntas de los eurodiputados. Entre ellas había dos presentadas por Carlos Carnero y Raimon Obiols en las que se solicitaba información sobre la política europea hacia Guinea Ecuatorial tras la muerte en el Hospital de Malabo, el pasado 5 de julio, de Juan Ondó Nguema, encarcelado en el penal de Black Beach tras el juicio-farsa del 23 de mayo. El señor Haarder insistió, como viene siendo habitual en los dirigentes europeos, en su interés por lo que sucede en aquel país africano y añadió que desgraciadamente carecía de información para decidir si la razón en torno a la muerte de Juan Ondó estaba del lado del gobierno (muerte por neumonía) o de parte de la oposición (muerte como consecuencia de las torturas padecidas durante la instrucción del proceso y de la falta de alimentación en Black Beach). En el juego de preguntas y respuestas con Carlos Carnero, el señor Haarder agradeció a este eurodiputado socialista la información que le proporcionaba sobre el reciente fallecimiento de otro preso de Black Beach, Juan Asumu Sima, del que dijo tampoco estar informado. Carlos Carnero insistió en la responsabilidad de la UE ante posibles nuevas muertes entre los condenados de Black Beach y en la conveniencia de replantearse, en las actuales circunstancias, la adhesión de Guinea Ecuatorial a los acuerdos de Cotonú.

    Hasta aquí los hechos. Veamos un poco la trastienda. Las respuestas que el Presidente del Consejo da a los eurodiputados han sido consensuadas previamente con todos los gobiernos de la UE y, en especial, con aquellos a los que se considera directamente implicados. De entre todos los gobiernos europeos el más directamente implicado en los temas guineanos (hay pocas dudas al respecto) es el gobierno español. ¿El gobierno español tiene dudas respecto a las versiones que se han dado de la muerte de Juan Ondó Nguema? ¿No está en condiciones de saber quien tiene razón? Nos consta lo contrario. ¿Cómo puede no haber informado al señor Haarder de la muerte de Asumu Sima?

    Uno de los elementos que ha venido caracterizando a la política española hacia Guinea Ecuatorial en los últimos años ha sido la "dimisión" en sus responsabilidades hacia Guinea en todo lo que hace al funcionamiento de la UE. El gobierno español ha estado empeñado en los últimos años en una operación de embellecimiento de la dictadura guineana que ha mostrado su fracaso clamoroso tras la oleada represiva desata por las autoridades de aquel país a partir del 14 de marzo de este año y el juicio de 23 de mayo. Es cierto que los responsables de esta política no sólo no han sido cesados, sino que puede considerarse que algunos han recibido premio tras la reciente remodelación del Ministerio de Asuntos Exteriores.¿Van a producirse cambios en la política española hacia Guinea? Mejor dicho, ¿va a tener nuestro país alguna política hacia aquel país africano? ¿Qué papel van a tener en ella la defensa de los derechos humanos y del proceso democrático? Seguiremos con mucha atención todo lo que suceda respecto a estos temas.

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias