NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

 18 de noviembre de 2009

PROGRAMA ELECTORAL DE CPDS

 

ELECCIONES PRESIDENCIALES 2009   

 

PROGRAMA DEL CANDIDATO DE 

Convergencia Para la Democracia Social

C P D S

 

PLACIDO MICO, EL VOTO LIBRE 

 

 

ÍNDICE

O.- INTRODUCCIÓN O PRESENTACIÓN

 

A.- POLÍTICA  INSTITUCIONAL: UNA APUESTA POR EL ESTABLECIMIENTO DE UNAS INSTITUCIONES FUERTES.

 

A.I.- EL PROCESO DE DEMOCRATIZACIÓN, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA REFORMA CONSTITUCIONAL.

A.I.I.- IMPULSO AL PROCESO DE DEMOCRATIZACIÓN

A.I.II.- RESPETO DE LOS DERECHOS HUMANOS

A.I.III.- ASAMBLEA CONSTITUYENTE.

A.II.- LA REFORMA DE LAS INSTITUCIONES DEL ESTADO CENTRAL

A.II.I.- PODER LEGISLATIVO

A.II.II.- PODER JUDICIAL

A.II.III.- PODER EJECUTIVO

A.II.IV.- LA ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO.

A.II.V.- REESTRUCTURACIÓN TERRITORIAL DEL ESTADO Y LA ADMINISTRACIÓN LOCAL

A.II.VI.- LAS FUERZAS ARMADAS Y DE SEGURIDAD DEL ESTADO

A.III.- RELACIONES EXTERIORES

B.- POLÍTICA ECONÓMICA

B.I.- CREACIÓN Y FORTALECIMIENTO DE INSTITUCIONES ECONÓMICAS PARA LA SEGURIDAD JURÍDICA Y LA TRANPARENCIA.

B.II.- ESTABLECIMIENTO E INSTAURACIÓN DE LAS BASES NECESARIAS PARA UN MODELO DE GESTIÓN ECONÓMICA DE DESARROLLO SOCIAL EQUILIBRADO Y CRECIMIENTO SOSTENIDO.

B.III.- PROMOCIÓN Y FOMENTO DE LA ECONOMÍA PRODUCTIVA.

B.IV.- LUCHA CONTRA LA POBREZA Y LA DESIGUAL DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA.

C.-POLÍTICAS SOCIALES

C.I.- TRABAJO

C.II.- EDUCACIÓN

C.II.I.- EDUCACIÓN:

C:II:II.- INVESTIGACIÓN:

C.II.III.- DEPORTES:

C.II.IV.- CULTURA:

C.III.- SANIDAD Y SEGURIDAD SOCIAL

        C.III.I.- SANIDAD

        C.III.II.- SEGURIDAD SOCIAL

C.IV.- APOYO A GRUPOS VULNERABLES.

C.IV.I.- LA FAMILIA.-

C.IV.II.- MUJERES, IGUALDAD DE GÉNERO

C.IV.III.- PERSONAS CON DISCAPACIDAD

C.IV.IV JOVENES

C.IV.V.- PERSONAS MAYORES

C.IV.VI.- INMIGRANTES

C.V.- VIVIENDA, AGUA, MEDIO AMBIENTE SANO.

C.V.I. - VIVIENDA DECENTE: 

C.V.II.- ACCESO A AGUA POTABLE: 

C.V.III - SANEAMIENTO AMBIENTAL:

 

D.- INFRAESTRUCTURAS

D.I.- URBANISMO Y VIVIENDA

D.II.- INFRAESTRUCTURAS DE TRASPORTES:

D.II.I.- CARRETERAS

D.II.II.- PUERTOS

D.II.III.- AEROPUERTOS

D.III.- TRANSPORTES

D.III.I.- TRANSPORTE POR CARRETERA

D.III.II.- EL TRANSPORTE URBANO

D.III.III.- EL TRANSPORTE MARÍTIMO

D.III.IV.- TRANSPORTE AÉREO

D.IV.- ENERGÍA Y ELECTRICIDAD

D.V.- TELECOMUNICACIONES

Ω.- CONCLUSIÓN

 

0.- INTRODUCCIÓN

Las Elecciones Presidenciales previstas para el 29 de noviembre de 2009 se han convocado en un momento en que Guinea Ecuatorial se ha convertido en uno de los países con más crecimiento económico, gracias a la producción de hidrocarburos (petróleo y gas licuado), situándose ahora en el tercer puesto de los países productores del petróleo en el África subsahariana, por detrás sólo de Nigeria y Angola. Por eso nuestra renta per capita es superior a la de los principales países productores del petróleo del Tercer Mundo. La paradoja de nuestra economía desde la producción del petróleo es que ha generado más exclusión social. Si antes del petróleo los guineanos compartían la pobreza, ahora, con el petróleo, la escandalosa riqueza de unos pocos se erige al lado de la intolerable pobreza de la mayoría de la población.

De modo que los indicadores que dan la medida de en qué beneficia esta riqueza a la mayoría de los habitantes, están por los suelos, como lo demuestra el informe para 2.007 sobre el Índice de Desarrollo Humano, elaborado por el PNUD, en que se coloca a Guinea Ecuatorial en el puesto 127 de los 177 países clasificados. La riqueza petrolífera ha favorecido la disminución de las presiones internas y externas hacia el régimen para que respete los derechos y de pasos hacia la instauración de una democracia en el país.

En este contexto, CPDS ha decidido presentar de nuevo un candidato, con el convencimiento de que las elecciones pueden constituir un paso adelante en la expresión de los deseos de cambio de la población, y de que en última instancia serán las demandas internas a favor la democracia las que provocarán una verdadera transformación de la actual situación política y social. CPDS cree en una política social justa, destinada a mejorar el nivel de vida de toda la población, sin exclusiones, aprovechando la oportunidad histórica que supone la explotación de mucho petróleo en beneficio de una población inferior a un millón de habitantes.

Desde la accesión de nuestro país a la independencia, la política, entendida como el ejercicio de responsabilidades públicas para resolver los problemas de una sociedad, liberar al hombre e impulsar su desarrollo espiritual, moral y material, ha brillado por su ausencia. Lo que hemos conocido hasta ahora ha sido el ejercicio descarnado del poder, la explotación del hombre por el hombre, la corrupción política, la violación sistemática de los derechos humanos, la miseria generalizada, la destrucción y degradación de nuestro tejido social. Todo ello ha creado una perversa mentalidad o concepción de que política es mentir, engañar, maltratar al prójimo, oprimir al pueblo y utilizar  las instituciones del Estado para el enriquecimiento personal y familiar. Esta es la política del PDGE, que después de 30 años de dictadura ha colocado a nuestro país entre los más pobres y subdesarrollados del planeta a pesar de los enormes recursos procedentes de la explotación del los hidrocarburos. 

 

A.- POLÍTICA  INSTITUCIONAL: UNA APUESTA POR EL ESTABLECIMIENTO DE UNAS INSTITUCIONES FUERTES. 

Para Convergencia Para la Democracia Social en general y para mí en particular, es importante que un estado se dote de unas instituciones adecuadas y fuertes. Esta importancia radica en que es a través de dichas instituciones que el Estado presta a los ciudadanos los servicios que justifican su existencia, y son estas instituciones las que regulan la convivencia entre dichos ciudadanos.

De suerte que puedo afirmar, sin miedo a equivocarme, que los problemas que padece el ciudadano guineano no son meramente económicos (recursos le sobran al país), sino que se deben a la debilidad o casi nulidad de sus instituciones. Por esto en mi programa de Gobierno, el área político-institucional es de vital importancia y es prioritaria para el cambio que propugnamos.  

La Política Institucional por la que apuesto y que propongo a los ciudadanos tiene los siguientes objetivos a: Relanzar el proceso de Democratización; fomentar el respeto de los Derechos Humanos e impulsar una reforma constitucional. Esta reforma constitucional debería dar lugar a un marco legal (Constitución), que establecería las bases sobre las que descansarían y funcionarían unas instituciones propias de un estado social, democrático y de derecho: Poder legislativo, Poder ejecutivo, Poder Judicial, las Administraciones Públicas, las Fuerzas Armadas y de Seguridad, Sociedad Civil.

 

A.I.- EL PROCESO DE DEMOCRATIZACIÓN, LOS DERECHOS HUMANOS Y LA REFORMA CONSTITUCIONAL. La debilidad institucional que acabo de mencionar y la impunidad con que sistemáticamente se violan los Derechos Humanos en Guinea Ecuatorial, demuestran que en este país no hay democracia. Para CPDS, no es concebible una democracia sin el respeto de los Derechos Humanos, que son elemento constitutivo imprescindible de un Estado de Derecho y límite fundamental al ejercicio del poder. Los Derechos Humanos son asimismo, el criterio más sencillo, más rápido y más claro de distinción entre la dictadura y la democracia. La ignorancia, el desconocimiento, el desprecio y la sistemática flagrante violación de los Derechos Humanos por el gobierno del PDGE, constituyen la principal causa de nuestras desgracias públicas y privadas y de la corrupción del gobierno y la sociedad en general y lo catalogan sin duda alguna como una de las más salvajes dictaduras de mundo.

Para superar la actual situación en Guinea Ecuatorial, conseguir que los ciudadanos se sientan seguros y protegidos por el Estado, que recuperen la confianza en sí mismos, hacia los demás, y en el Estado y sus instituciones, me propongo y me comprometo a impulsar el proceso de democratización, estancado desde 1995, con el objetivo final de que los ciudadanos disfruten plenamente de sus derechos fundamentales y del respeto de su dignidad como personas, participen en la toma de las decisiones políticas que lea atañen, y puedan hacer posible el pleno desarrollo de sus capacidades, en un contexto de igualdad de oportunidades, que convierta a la persona en el fin último de la política:

 

A.I.I.- Para dar un IMPULSO AL PROCESO DE DEMOCRATIZACIÓN tomaré las siguientes medidas:

1.- Formar un Gobierno de Unidad Nacional. Será un Gobierno reducido que en ningún caso superará 25 miembros, cuyo principal objetivo será la reconciliación nacional y la celebración de elecciones libres (locales, municipales, legislativas y presidenciales) en un período de tiempo no superior a 5 años.

2.- Promulgar una Ley de Amnistía General y poner en marcha un Plan Nacional para el retorno de todos los exiliados, refugiados políticos y demás compatriotas que por razones diversas se han visto obligados a residir en el extranjero;

3.- Reformar la Ley de los Partidos Políticos para garantizar la libertad de su constitución y funcionamiento. Se admitirán las denominaciones de la preindependencia así como el que puedan tener una base regional. Exigirá que la estructura y funcionamiento de los partidos políticos sean democráticos, siendo obligatoria la reunión regular de sus órganos soberanos, según sus estatutos, así como la publicidad de sus reuniones;

4.- Convocar un Foro Nacional Consultivo, en el que estén representados de manera equitativa todas las opciones políticas y todos los sectores de la sociedad. Dicho foro asistirá al Presidente, al Gobierno y a la Cámara de Representantes en el proceso de la primera reforma de las leyes más importantes que deberían conducir a la convocatoria de unas elecciones para una Asamblea constituyente. Las leyes a reformar con urgencia son:

5.- La Ley Reguladora de las Elecciones Legislativas, Municipales y Referéndum, que habrá que reformarse, entre otros preceptos, para establecer una Administración Electoral Independiente y que la composición de los órganos de Comunidades de Vecinos y Consejos de Poblado se haga mediante elecciones con la concurrencia de todos los partido políticos.

6.- La Ley de Asociaciones y demás Leyes Civiles (Ley General de Asociaciones, Ley sobre la Libertad de Reunión y Manifestación, Ley de Sindicatos y Relaciones Colectivas de Trabajo y Ley de Prensa e Imprenta) para garantizar el efectivo disfrute de los derechos en ellas regulados, por los ciudadanos, y promover el fortalecimiento de la sociedad civil.

A.I.II.- Para garantizar el respeto de los Derechos Humanos y sentar las bases para una cultura de respeto de estos (los Derechos Humanos), tomaré las siguientes medidas:

1.- Proceder a las reformas institucionales precisas para garantizar el disfrute efectivo de los derechos fundamentales de las personas;

2.- Perseguir y castigar con todo vigor la violación de los Derechos Humanos. Se prohibirán y serán castigadas severamente las detenciones arbitrarias y la práctica de la tortura, aplicando con rigor la legislación vigente en la materia.

3.- Proceder a la elaboración de un Plan Nacional para indemnizar a las víctimas de las violaciones de los derechos humanos, que han protagonizado los gobiernos del PDGE;

4.- Crear una Comisión Nacional de Derechos Humanos, independiente del Parlamento y demás poderes del Estado;

5.- Animar y apoyar la creación así como el trabajo de organizaciones no gubernamentales nacionales en materia formación, protección y defensa de los Derechos Humanos.

6.- Invitar a las organizaciones internacionales pro-derechos humanos, tales como La Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Amnistía Internacional, Human Rigths Watch y otras, a tener sedes permanentes o, en su defecto, representantes, en nuestro país.

 

A.I.III.- El proceso de adopción y puesta en marcha de estas medidas urgentes deberá durar no más de dos años; y deben servir para que la sociedad tenga la suficiente serenidad, y allanar el camino para abordar un proceso electoral que dará lugar a una Asamblea Constituyente.

 

A.II.- LA REFORMA DE LAS INSTITICIONES DEL ESTADO CENTRAL

A.II.I.- Poder Legislativo

La Cámara de los Representantes del Pueblo de Guinea Ecuatorial es el fiel reflejo de cómo el régimen ha adulterado el sentido y significado de las instituciones en nuestro país. Una vez más, estamos frente a una institución que no está cumpliendo con su misión de elaborar leyes y controlar al Gobierno. Sólo sirve de caja de resonancia del Gobierno; el tiempo que tiene para desarrollar sus funciones legislativas es muy corto; dos períodos de sesiones al año de unos 35 días cada uno. Es decir, nuestro poder legislativo, en el mejor de los casos, trabaja 70 días al año. Como en el caso del Ejecutivo, el Parlamento es una institución para recompensar a los militantes del PDGE, cuyo perfil académico, político y humano no les permite desempeñar las verdaderas funciones de un diputado. Tanto es así, que hay diputados que, al final de toda una legislatura, no han tenido ni una sola intervención, tanto en comisiones como en el pleno.

El compromiso de CPDS y el mío es hacer efectiva la existencia y funcionalidad de este Poder del Estado, para que pueda cumplir con eficiencia y objetividad las funciones que en la tradición democrática de los Estados de Derecho le son encomendadas, (legislar, controlar y fiscalizar de forma efectiva la acción del gobierno) y para que no siga siendo, como en estos 30 años de dictadura del PDGE, un poder ficticio y, en el mejor de los casos, una simple máquina para sancionar y dar apariencia de legitimidad a las decisiones del dictador de turno.

En este campo propondré que la Constitución recoja los preceptos siguientes:

1.- Instituir un Parlamento con dos Cámaras: una Baja (el Parlamento) que represente la pluralidad ideológica de la ciudadanía, recogida y encauzada en opciones políticas partidarias; y otra Alta (el Senado ¿de los Pueblos?), que, reflejando la pluralidad territorial y étnica del país, represente a todos y cada uno de los pueblos de Guinea Ecuatorial, en una proporcionalidad equitativa que permita a cada grupo influir en la toma de las decisiones del Estado.

2.- Garantizar la inmunidad y la inviolabilidad de los miembros del legislativo.

3.- Dotar a los Reglamentos internos de las Cámaras de las garantías, competencias y demás prerrogativas que las inyecte de dinamismo, y enriquezca el debate político y democrático en el seno de las mismas.

4.- Extender los periodos de sesiones, de los dos actuales de 35 días cada uno, a tres de tres meses cada uno.

 

A.II.II.- Poder Judicial

El Poder Judicial en Guinea Ecuatorial se ha caracterizado y se caracteriza por ser un instrumento del poder dictatorial para castigar y reprimir la disidencia política, por su dependencia absoluta del Poder Ejecutivo que lo ha convertido en un grupo de funcionarios corruptos, incompetentes, desconocedores de la ley y ejecutores de la inseguridad jurídica fomentada desde las más altas instancias del Poder Ejecutivo, los poderes fácticos y las mafias a ellos asociadas.

Esta situación deja al grupo que está en el poder en la absoluta impunidad, y, por otro lado, deja a los ciudadanos en la indefensión y en la inseguridad. Ante esta situación los ciudadanos tienen la tentación de tomarse la justicia por su mano lo que supone una real y verdadera amenaza a la convivencia y a la paz social.

Por lo tanto, urge instaurar en Guinea Ecuatorial un poder judicial independiente. Para ello, tomaré las iniciativas necesarias para que se pueda instituir una carrera judicial, en la que queden bien limitadas las funciones de los distintos campos de la carrera (magistrados y jueces, abogados, notarios, registradores), primando la profesionalización de los ejercientes, su integridad moral y ética, el acceso y la promoción por méritos y su inamovilidad.

Para ello y para conseguir que el Poder Judicial sea un verdadero poder del Estado, encargado de aplicar la ley, juzgando y haciendo ejecutar lo juzgado,  me comprometo a:

1.- Garantizar la independencia del Poder Judicial y de los Tribunales, Juzgados y Magistrados que lo componen. Los Jueces y Magistrados no podrán seguir siendo nombrados y cesados libremente por ninguna autoridad del ejecutivo o de cualquier otro poder del Estado. La corrupción de los jueces será severamente castigada.

2.- Asignar a la administración de justicia los recursos que le permitan el ejercicio adecuado de su función, manteniendo su independencia, dignidad y eficacia, así como una dotación de personal y presupuesto autónomos.

3.- Garantizar la independencia y la inamovilidad de los jueces y magistrados;

4.- Organizar la carrera judicial, integrada por juristas profesionales, a la cual se accederá en base a criterios de competencia, méritos e idoneidad moral;

5.- Reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial y demás leyes concomitantes a fin de acercar la administración de justicia a los ciudadanos;

6.- Constituir un Juzgado de Primera Instancia e Instrucción en todas las cabeceras de municipio;

7.- Potenciar la cooperación internacional en materia judicial y, de forma especial con los países con los que compartimos la misma tradición jurídica;

8.- Crear las escuelas de la magistratura y de la abogacía;

9.- Delimitar por ley, los ámbitos del Derecho Consuetudinario y del Derecho Moderno, y las competencias de los Tribunales Tradicionales y las los demás órganos jurisdiccionales.

 

A.II.III.- Poder Ejecutivo

En Guinea Ecuatorial, el poder ejecutivo se ha convertido en una gran empresa en la que, en cada remodelación, el Jefe del Estado crea puestos nuevos para satisfacer a su cada vez más numerosa clientela, formada por seguidores incondicionales y parientes. Solamente por eso se explica que en un país pequeño, con una población inferior a un millón de habitantes, un Gobierno tenga más de cincuenta miembros, cuyo único objetivo es favorecer su enriquecimiento personal, en detrimento del desarrollo del país

Como candidato a la Presidencia de la República y en consecuencia candidato a Jefe del Poder Ejecutivo, este, tendrá como objetivos: a) garantizar la gobernabilidad del país, b) conseguir la transparencia y eficacia en la gestión y manejo de la cosa pública así como acercarla a los ciudadanos, c) impulsar el proceso de transición política y la constitución de un verdadero estado de Derecho en Guinea Ecuatorial, d) sentar las bases para la modernización y el desarrollo socio-económico estable y sostenido del país, y e) garantizar la representación en el gobierno de todos los pueblos y sensibilidades políticas que conforman la República de Guinea Ecuatorial. Para lograr estos objetivos, me propongo y me comprometo a:

1.- Instaurar un sistema de Gobierno en el que se pueda identificar con claridad al máximo responsable del Ejecutivo, y no pueda haber problemas de bicefalia en el mismo, siendo el Presidencialismo la forma de Gobierno que más se ajusta a la claridad y simplificación necesarias. Se elige el tándem Presidente-Vicepresidente, por sufragio universal directo; el Presidente nombra un gobierno, cuyos miembros pasan por la aprobación de la Cámara Alta; los miembros del Gobierno son responsables ante el Presidente, pero la Cámara competente puede reprobar a los miembros del Gobierno, en cuyo caso tendrían que ser sustituidos por el Presidente.

2.- Limitar el número de miembros del  Gobierno, que en ningún caso superará los 25 miembros. Así mismo se reducirá los escalafones políticos del Gobierno

3.- Establecer claramente y con rigor la incompatibilidad del cargo de miembro del Gobierno, con el ejercicio de cualquier actividad mercantil. Establecer un sistema de incompatibilidades de los altos funcionarios de la Administración del Estado, para evitar las interferencias de sus intereses como tales y los que puedan derivarse de su actividad mercantil o empresarial.

4.- Reorganizar las competencias y las funciones de los actuales cargos de  Delegados de Gobierno en la Administración periférica, los cuales serán dotados de los instrumentos normativos, recursos humanos y materiales para desempeño de sus cometido, delimitando con claridad su ámbito de actuación del de los Ayuntamientos y demás órganos de representación local.

A.II.IV.- La Administración del Estado.

No se puede decir que en Guinea Ecuatorial existe una Administración Pública como tal. El Gobierno del PDGE ha convertido a la Administración pública ecuatoguineana en un instrumento al servicio del poder establecido: el criterio de selección de los funcionarios no es la capacidad profesional, sino la pertenencia al partido gubernamental y la adhesión a la línea política del dictador; escasa utilización de las nuevas tecnologías aplicadas a la función pública; falta de reciclaje del funcionariado; salarios insuficientes que obligan al pluriempleo de los funcionarios, teniendo algunos de ellos que dedicarse a la agricultura de subsistencia, etc. Todo eso da lugar a una estructura administrativa obsoleta, mediocre y sumida en la corrupción.

Concibo una Administración pública eficaz, eficiente, profesionalizada, honrada y honesta, absolutamente imprescindible para el buen funcionamiento del Estado. Para ello:  

1.- Procederé a una profunda reestructuración de la Administración Pública,  que suponga la modernización de la misma, para que trabaje con eficacia, con vocación de servicio público, y que cuente con los medios técnicos necesarios y recursos humanos cualificados para llevar a cabo su función. Para ello se adoptarán o reformarán leyes en materia de  Administración Central del Estado, Administración Periférica, Régimen de los Funcionarios Civiles y Militares, Procedimiento Administrativo, etc.;

2.- Promoveré la adopción de una Ley de Reforma de la Función Pública, que establezca una verdadera carrera funcionarial a la que se accederá por los criterios de mérito y competencia. En cada especialidad se establecerán unas pocas escalas, de técnicos superiores a los auxiliares, suficientes para ofrecer a los ciudadanos un servicio simplificado y eficaz. Ningún funcionario podrá ser destituido por razones de sus opiniones políticas, pertenencia a un grupo étnico o por otras razones parecidas;

3.- Aumentaré sustancialmente el salario de los funcionarios y empleados públicos para un ejercicio digno, honesto e imparcial de sus funciones, situándolo a la altura de los demás Estados de nuestra subregión. Me comprometo duplicar los sueldos bases actuales de todo el personal al servicio de la administración pública;

4.- Ningún funcionario podrá exigir o recibir dinero de un ciudadano, salvo los pagos legalmente regulados. Quedará prohibido cobrar multas por cualquier funcionario o autoridad públicas no autorizados. Las multas deberán pagarse en las instancias administrativas legalmente habilitadas.

5.- Promoveré una reforma de la Escuela de Administración Pública, adecuando sus planes de estudios a las exigencias de una administración moderna, eficiente y eficaz, así como el cuadro de profesores que deberá tener el nivel académico y una competencia acreditada en las respectivas materias.

 

A.II.V.- REESTRUCTURACIÓN TERRITORIAL DEL ESTADO Y LA ADMINISTRACIÓN LOCAL

Además de ser un país geográficamente muy disperso lo que dificulta enormemente las comunicaciones, Guinea Ecuatorial está constituido por grupos étnicos que constituyen otros tantos pueblos. Una adecuada institucionalización del Estado debería tener en cuenta esta circunstancia; y para que cada ciudadano de cada pueblo se sienta protagonista de su destino político, es necesario que tenga a su alcance a los gestores de la cosa pública.

Vivimos en una sociedad plural porque Guinea Ecuatorial es un país multiétnico, con unas comunidades humanas que se conciben como pueblos con identidad propia y una percepción particular de las demás comunidades. Esta pluralidad es una riqueza cultural que debe suponer una ventaja para el país, y el hecho de asumir esta pluralidad como una ventaja no implica la negación de los posibles conflictos de convivencia o la fuerte expresión de reflejos identitarios. Estos reflejos pueden manipularse de manera peligrosa y pueden desembocar en la autodestrucción de la sociedad.

Convergencia Para la Democracia Social y su candidato creen que no hay que ignorar las desagradables y dramáticas lecciones que la manipulación de sentimientos étnicos ha dado y sigue dando a la humanidad (Segunda Guerra Mundial, conflictos de Oriente Próximo, el Apartheid, Bosnia, Ruanda, Nigeria, Darfour, etc.). En el caso de Guinea ecuatorial, el régimen, como los otros poderes autoritarios e intolerantes, ha preferido acallar el tema étnico. CPDS y su candidato creen que no es acertado mantener los tabúes que puedan existir sobre los temas étnicos, ni ocultar el hecho de que, a raíz de la política discriminatoria practicada por las dos dictaduras habidas en el país, existe una “cuestión” étnica latente en Guinea Ecuatorial.

La mejor manera de lograr la integración étnica es concebir una estructura de las instituciones de todos los niveles, en los que se refleje la diversidad étnica y en las que nadie se sienta discriminado ni marginado por su pertenencia a una determinada etnia. Para ello, Como candidato de CPDS abogo por la descentralización de las instituciones del poder, que sirva para acercar dichas instituciones a los ciudadanos, de suerte que éstos se identifiquen con ellas. Con esta identificación, ninguna institución podría ser percibida como opresora de una determinada etnia, ni tampoco ninguna institución estaría reservada únicamente a una etnia determinada.

El centralismo a ultranza que caracteriza la política de la dictadura imperante en el país, ha traído como consecuencia una Administración disfuncional, corrupta, incompetente e ineficaz, muy alejada y desinteresada del ciudadano, el cual sufre una verdadera enajenación de la cosa pública, que ha creado en él un sentimiento de apatía, desinterés y de resignación con respecto al devenir del país.

Por ello, propugno un Estado descentralizado, para acercar las instituciones a los ciudadanos. Esto implica que, además de las instituciones de Gobierno estatales, debe haber instituciones de Gobierno en los diferentes niveles en que se jerarquiza la división administrativa del país: regional,  distrital y local. Como en el ámbito estatal, su gobierno será elegido por sufragio universal directo. Dichas instituciones deberán tener la suficiente autonomía y recursos para aplicar las políticas que decidan los ciudadanos en el ámbito de sus competencias y territorios.

Emprenderé las siguientes acciones:

1.- Instituir constitucionalmente un Estado descentralizado por Regiones, dotadas de autonomía política y administrativa, y con instituciones propias. Esta descentralización estará informada por los principios de legalidad, coordinación política y administrativa y solidaridad entre todas las Regiones

2.- Reformar la Ley de Régimen Local, garantizando la representatividad de Ayuntamientos, su autonomía de gestión así como la disposición de los recursos humanos, económicos y financieros suficientes para asumir y hacer efectivas sus competencias. Los Ayuntamientos deben convertirse en verdaderas asambleas locales, representativas de los respectivos distritos y municipios y no un grupito de funcionarios para servir y obedecer órdenes del Ministerio del Interior.

El número de concejales de los ayuntamientos dependerá de la envergadura del municipio, partiendo de la base de un mínimo que garantice a los ciudadanos la prestación de los servicios de responsabilidad municipal. Se aumentará el número de concejales de los Ayuntamientos, entre 13 y 20 para los pequeños y entre 25 y 40 para los grandes.

En dicha ley también se contemplará la democratización de las Entidades Locales menores (Consejos de Poblado), para que se ocupen con la legitimidad y los recursos necesarios de la buena gestión de los poblados.

3.- Crear un impuesto municipal para engrosar las haciendas locales y los impuestos sobre la venta de bebidas, tabaco y carburantes en cada municipio se ingresarán en las arcas de los respectivos Ayuntamientos. Los Ayuntamientos, independientemente de las subvenciones que el Estado les acuerde, percibirán al menos un 10% del impuesto sobre los beneficios de las empresas e industrias instaladas en sus territorios así como al menos un 5% de los beneficios directos que el Estado obtenga de la explotación de los recursos naturales del territorio municipal.

4.- Me comprometo a hacer efectivo para los Ayuntamientos el 10% de los ingresos del Estado que por Ley les corresponde, pagando a los Ayuntamientos la deuda acumulada del Estado en este concepto.

 

A.II.VI.- LAS FUERZAS ARMADAS Y DE LA SEGURIDAD DEL ESTADO

Desde la accesión de nuestro país a la independencia nacional, las fuerzas armadas nacionales y de seguridad del Estado, han sido utilizadas más bien para reprimir a la población y como instrumentos políticos al servicio y para los intereses de la dictadura, lo cual ha traído como consecuencia, la desconfianza, la pérdida del prestigio que corresponde a su noble misión de velar por la defensa de la patria y sus instituciones, así como el miedo e inseguridad que generan en la población, sin contar con la desorganización interna que llega a la anarquía, la falta de formación y de dotación de los recursos humanos y materiales necesarios para su labor.

Para cambiar esta degradante situación y vergonzosa imagen del cuerpo castrense y de las fuerzas de la seguridad del estado, es necesario emprender una política de profundas reformas del sector, orientada a devolverlas la dignidad que les corresponde así como el cumplimiento cabal de las funciones de defender de la integridad territorial, garantizar la paz, la seguridad y mantener el orden público así como proteger las legítimas instituciones del Estado. Dicha reforma estará anclada en los siguientes aspectos fundamentales: profesionalización, despolitización y neutralidad.

Las Fuerzas Armadas Nacionales estarán al servicio de la nación por encima de cualquier consideración de tipo partidista y no se inmiscuirán de manera alguna en temas políticos. Tanto desde el mando como desde la tropa no podrán expresar públicamente sus opiniones políticas. El Ejército constituirá un catalizador en la integración de los ciudadanos aglutinando todos los componentes de la Nación. Para ello:

1.- Estableceré un servicio militar obligatorio, para todas las personas menores de 30 años, por un período mínimo de un año.

2.- Mejoraré sensiblemente el salario de los militares y de los elementos de las fuerzas de seguridad del Estado;

3.- Estableceré una diferenciación clara en competencias y ámbitos de funcionamiento de los  diferentes cuerpos de la seguridad del Estado;

4.- Se exigirá una formación mínima de Educación Secundaria para ingresar en el cuerpo de Policía.

5.- Crearé una Escuela de Formación Profesional en el Ejército, para que toda persona que decida dejar la carrera militar tenga una profesión. Para entrar en la escuela de oficiales se exigirá el nivel preuniversitario con la Prueba de Madurez. La formación moral y cívica (conocimiento de las leyes, respeto a los derechos humanos) ocupará un lugar muy importante junto a la formación puramente castrense.

6.- Procuraré la compatibilidad de la profesión militar con el ejercicio de labores de asistencia social, de enseñanza, deportes y otras, para su total identificación e integración en la sociedad;

7.- Procederé a la modernización del material, equipos y de las instalaciones (incluidas residencias y campamentos) del ejército y de las fuerzas de la seguridad del Estado;

8.- Estableceré un procedimiento rápido para la recuperación e integración en sus diferentes cuerpos, de los militares y elementos de las fuerzas de la seguridad del Estado arbitrariamente separados de sus funciones por la dictadura.

9.- Todos los pueblos y comunidades humanas que conforman el país estarán sensiblemente representados a todos los niveles del cuerpo castrense, desde la tropa hasta el mando.

10.- Los ascensos se basarán en el mérito, en el que el comportamiento cívico es decisivo. Todos los aspirantes deberán pasar por un examen y test psicológicos para ostentar cualquier graduación en el Ejército.

11.- Liberalizaré y regularé el funcionamiento de las empresas de seguridad privada. Ningún miembro de las Fuerzas Armadas y de Seguridad del Estado en activo podrá ser propietario ni formar parte del Consejo de Administración de una empresa de seguridad privada.

 

A.III.- RELACIONES EXTERIORES

En materia de política exterior, los objetivos de CPDS son claros y sencillos: acabar radical y definitivamente con la política conflictiva de insultos, amenazas, ingratitud, asociaciones mafiosas, tráficos turbios y de marginación de nuestro Estado, que caracteriza al gobierno del PDGE. Para ello me comprometo a:

1.- Fomentar y fortalecer las relaciones de buena vecindad con los países limítrofes. Contribuir a que la integración regional formal sea efectiva, y se convierta en instrumento de desarrollo y promoción de los derechos sociales y políticos. Desde CPDS creemos que es ya hora de implicar a los ciudadanos en la construcción de las instituciones comunitarias que les representan en la subregión, mediante la elección por sufragio universal del parlamento de la CEMAC

2.- Estrechar y privilegiar las relaciones con los países africanos comprometidos con la democracia y el respeto a los derechos humanos. Apoyaré el fortalecimiento de las uniones regionales o subregionales en materia de democracia y buena gobernabilidad, en las que el núcleo de la unión serían los países que hayan alcanzado niveles homologables en cuanto al respeto de los derechos humanos, políticos, económicos y sociales. A estos se irían uniendo los demás, conforme fueran cumpliendo con los criterios de convergencia.

3.- Reactivar y privilegiar las relaciones diplomáticas y de cooperación con España, Francia, Estados Unidos y con los países de la Unión Europea, sobre la base de los principios de igualdad, libertad, justicia social y solidaridad.

4.- Emprender una política activa de reacercamiento, de hermandad y cooperación con los países de Iberoamérica así como de integración de Guinea Ecuatorial en la Organización de los Países Iberoamericanos;

5.- Potenciar nuestra presencia y participación en el seno de la ONU, mejorando las relaciones de cooperación multilateral con el PNUD y demás organizaciones especializadas de la Organización de las Naciones Unidas.

6.- El respeto de la intangibilidad de las fronteras de Guinea Ecuatorial heredadas del sistema colonial es una garantía de estabilidad en la región, por lo que  exigiré el respeto de la soberanía territorial de Guinea Ecuatorial sobre las islas de Mbañé, Conga y Cocoteros, así como la resolución del contencioso entre Camerún y Guinea Ecuatorial sobre la zona de Kyeosí.

7.- Apoyaré la implementación de una regulación y control de los sistemas financieros nacionales e internacionales, dando mayores atribuciones a los organismos encargados de dicho control, acabando con los llamados paraísos fiscales y eliminando el secreto bancario en los casos en que se investigan cuentas con dinero de dudosa procedencia.

8.- Los Tribunales Penales Internacionales suponen un elemento para poner coto a la impunidad de los que sistemáticamente comenten crímenes de lesa humanidad, y disuasión para los violadores sistemáticos de los Derechos humanos. Por esta razón y otras derivadas apoyo su puesta en marcha y ratificaré los convenios y tratados internacionales actualmente existentes sobre la materia de forma particular el Estatuto de la Corte Penal Internacional.

 

B.- POLÍTICA ECONÓMICA

Guinea Ecuatorial ha experimentado, en la última década, un espectacular crecimiento económico debido a la explotación del petróleo, y más recientemente del gas licuado. Paradójicamente tal crecimiento económico ha dado lugar a una sociedad en la que la inmensa mayoría vive en la pobreza.

La explotación de los hidrocarburos ha convertido a nuestro país en el tercer productor del petróleo en el África Subsahariana, por detrás de Nigeria y Angola, y en el número 45 entre los 88 países productores del mundo.

A mediados de la presente década, el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de nuestro país, es decir, toda la riqueza nacional producida en un año, fue en promedio de un 29 por ciento, según el Banco de Francia entre 1995 y 2005, el mayor no sólo de los países de la CEMAC, sino uno de los mayores del mundo. La renta per capita, que es el resultado de dividir toda esa riqueza entre el número de habitantes del país, es superior a la de países como Kuwait, Qatar, Libia, Arabia Saudita, etc., famosos por ser ricos en petróleo y tener unos de los más altos niveles de bienestar. Los presupuestos generales del Estado alcanzan cifras astronómicas cercanas a los 4.570 millones de euros (3 billones de F CFA).

Sin embargo, los indicadores que dan la medida de en qué beneficia esta riqueza a la mayoría de la población guineana, están por los suelos, como lo demuestra el hecho de que el informe para el año 2007 del Índice de Desarrollo Humano (IDH), elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), coloca a Guinea Ecuatorial en el puesto 127 de los 177 países estudiados. El 95% de los guineanos tiene una renta real anual inferior a 250 dólares (128.300 FCFA), menos de 1 dólar al día, mientras que el 5% restante, personas afines al régimen, tiene ingresos superiores a los 16.000 dólares (8.212.320 FCFA), y controla más del 80% de la riqueza nacional, estando el 60% de la población en la pobreza. Además de los índices de salud señalados más arriba, la tasa de analfabetismo infantil en las zonas rurales se eleva hasta el 90%, mientras la educación de centenares de niños de edades variadas puede estar en manos de sólo dos o tres maestros y un par de ayudantes, según datos de la organización no gubernamental Family Care.

Es el resultado del hecho de que las decisiones políticas en materia de economía de los que gobiernan el país, son poco o nada responsables; dicho de otra forma, esas decisiones no son sensibles  a las necesidades reales de la población. El régimen dictatorial del PDGE ha convertido a Guinea Ecuatorial en un estado rentista puro, encargado principalmente de asignar los ingentes recursos provenientes de la explotación de hidrocarburos en provecho para el enriquecimiento personal de un reducido grupo de personas, familiares e incondicionales, del entorno de Obiang. Para ello, en una gestión económica caótica, se ha embarcado en unas obras públicas e infraestructuras ejecutadas por empresas extranjeras bajo su protección y control, siendo la mayoría de esas obras faraónicas, innecesarias e improductivas, sólo para dar apariencia de realizaciones políticas mientras que, por medio de todo tipo de mecanismos irregulares propiciados por la corrupción, se apropia de la mayor parte de los beneficios del petróleo. Por eso se aferran al poder y obran para acabar con la oposición y toda acción que pueda poner en peligro su statu quo, sus privilegios.

Es manifiesto el carácter delictivo del aparato estatal por la corrupción generalizada, en amplitud y profundidad, más asentada en la plana mayor de las autoridades. La apropiación indebida e ilícita del patrimonio del Estado para gastos suntuosos, está “normalizada” por la dictadura. Sin el mínimo rubor y con total impunidad, los recursos financieros que deben emplearse para cosas beneficiosas pata todos, se gastan en atender un clientelismo político creciente; ostentar y promover patronazgos y mecenazgos estériles, sólo para el rendimiento de culto a la personalidad del dictador tanto dentro del país como en el extranjero; y desarrollar extensas políticas de donaciones y prebendas para comprar la aquiescencia de la población, a la cual se priva de conocer y disfrutar de sus derechos de ciudadanía. El patronazgo político propiciado por la cleptocracia oficializada de los recursos de la explotación de hidrocarburos ha capacitado la consolidación del régimen autocrático del capitán general Obiang, minando la acción de la oposición y la rendición de cuentas ante el pueblo.

Otra consecuencia negativa de la explotación de los recursos del petróleo es el conglomerado de intereses que afectan a personas, empresas multinacionales, Gobiernos y Estados. El resultado es que las tibias presiones internacionales que, en los años 90, se ejercían sobre la dictadura en pro del respeto a los derechos humanos y la apertura hacia la democracia, se han vuelto inexistentes.

Mi actuación  en el campo económico se centrará en la reorganización de la economía nacional para dar paso a una nueva economía política. 

 

B.I.- FORTALECIMIENTO Y CREACIÓN DE INSTITUCIONES ECONÓMICAS PARA LA SEGURIDAD JURÍDICA Y LA TRANSPARENCIA.

Para poner orden en la economía nacional se debe comenzar poniéndolo, en primer lugar, en la administración de la cosa pública clarificando el marco institucional al efecto. Frente al clima de confusionismo interesado actualmente existente en la gestión económica del Estado, creo firmemente en la necesidad de reorganizar la Administración Pública particularmente en la esfera económica.

Creación de un contexto de seguridad jurídica.

Fomentaré la creación de un clima propicio para las inversiones, nacionales y extranjeras, en Guinea Ecuatorial, para lo cual será necesario garantizar la seguridad jurídica de la actividad económica, con las siguientes medidas:

1.- Asignar al Ministerio de Economía y Finanzas las competencias en materia económica dentro del organigrama funcional del Gobierno, para que, con una distribución jerarquizada de atribuciones, se responsabilice de establecer las directrices y ejecutar la política económica del Gobierno.

2.- Promulgar de la Ley General del Comercio para regular la actividad comercial, en la que, entre otros aspectos, se contemple la clasificación diferenciada de productores y/o distribuidores, mayoristas y minoristas; establecimientos de puestos fijos y venta ambulante; así como el tipo de tributo asignable a cada modalidad.

3.- Revisar la Ley de Inversión Extranjera profundizando en los aspectos referidos a la garantía, protección y seguridad del inversor, en el trato fiscal incentivador y en la estricta aplicación de esta norma legal.

4.- Simplificar los mecanismos burocráticos, reduciendo al mínimo indispensable los trámites administrativos-jurídicos, para el establecimiento de la actividad productiva empresarial organizada.

5.- Penalizar todo tipo de monopolios, de hecho y de derecho, hasta la eliminación de los mismos para la promoción de la economía de libre mercado.

6.- Crear el Tribunal de Cuentas de la República para el control del empleo del gasto público en general, y en particular para verificar el cumplimiento cierto de la ejecución real del Presupuesto General del Estado en cuanto Ley de obligado cumplimiento.

7.- Crear la Corporación Nacional del Patrimonio Público; adscrito a la Dirección General de Patrimonio del Estado, encargado de verificar, contabilizar, controlar y administrar todos los activos patrimoniales (inmobiliario, mobiliario y financiero) del Estado.

 

Transparencia, y lucha contra la corrupción

La corrupción representa hoy en día una de las mayores lacras y el principal freno al desarrollo económico y a la democratización de nuestros países. Cuando el poder político y las funciones públicas se conciben y se ejercen al servicio de intereses personales, familiares o clánicos y como vía de enriquecimiento rápido, no es posible ni la democracia, ni el desarrollo económico, social o cultural. La corrupción política conduce al desmantelamiento del Estado, a la inseguridad política, a la miseria generalizada y a la marginación de grandes sectores de la población en el disfrute de los bienes y derechos que le corresponde como ciudadanos. Emprenderé una lucha sin tregua contra la corrupción en toda su extensión y manifestaciones, para lo cual, entre otras, llevaré a cabo las siguientes acciones:

1.- Promover la adhesión de nuestro país, Guinea Ecuatorial, a los procedimientos de control de gestión, aceptados y validados internacionalmente, de la Iniciativa para la Transparencia en las Industrias Extractivas (ITIE/EITI).

2.- Eliminar de los presupuestos generales del Estado los gastos superfluos e innecesarios. Por ejemplo, supresión de las empresas públicas recientemente creadas para suplir las funciones que corresponden a los distintos Ministerios, que fomentan el clientelismo político. Otro ejemplo: subvenciones a los condecorados recientemente.

3.- Efectuar reformas legislativas (Código Penal) y promulgación de la Ley Anticorrupción para perseguir y castigar con severidad la malversación de caudales públicos, así como los delitos relacionados con la discriminación y el tráfico de influencias, cohecho, prevariación, enriquecimiento ilícito…etc.

4.- Crear una Cuerpo Especial de Funcionarios del Estado, encargado de controlar, investigar, denunciar, informar y evaluar sobre las prácticas de corrupción en todas las instancias del poder y de la Administración Pública.

5.- Crear una Fiscalía Especial Anticorrupción, encargada de perseguir y conducir ante los Tribunales de Justicia a los responsables de prácticas de corrupción.

6.- Establecer por Ley la obligación de declarar al inicio del ejercicio de sus funciones y/o en cualquier otro momento en que les sea exigido, a los miembros del Gobierno y demás poderes del Estado así como los altos funcionarios de la Administración, el estado de su patrimonio así como sus fuentes de ingresos.

B.II.- ESTABLECIMIENTO E INSTAURACIÓN DE LAS BASES NECESARIAS PARA UN MODELO DE GESTIÓN ECONÓMICA DE DESARROLLO SOCIAL EQUILIBRADO Y CRECIMIENTO SOSTENIDO

Un modelo de gestión económica que tenga por objetivo el desarrollo social equilibrado y crecimiento sostenido necesita una administración pública eficiente, ajustada en su estructura funcional y organizativa y dotada de  personal con cualificación apropiada. Propongo un modelo de gestión de la economía nacional en el que la Administración Pública constituya la principal base que sostenga un sistema económico dinámico y moderno. Para ello, es necesario proceder un fuerte ajuste estructural, reformar el sistema tributario y fortalecer convenientemente la gestión de los Presupuestos Generales del Estado.

En este sentido, llevaré a cabo una política de saneamiento de las Finanzas Públicas que  establezcan los equilibrios macroeconómicos necesarios para una estabilidad económica y un crecimiento sostenido de la economía, así como dotar al Gobierno de recursos para hacer frente a las necesidades más urgentes del país, sobre todo aquéllas que afectan directamente a la población, en especial la salud y la educación.

Asimismo, Guinea Ecuatorial necesita una rigurosa dotación de capacidades dentro de la Administración Pública para generar datos agregados y análisis, formulación, ejecución y evaluación de políticas económicas.

1.- Proceder a un fuerte ajuste estructural de la Administración del Estado, desde los órganos centrales; reduciendo el número de Ministerios, establecer los niveles de la Administración a TRES (central, regional y municipal/distrital).

2.- Reformar la Ley Tributaria para que el sistema impositivo sea eficiente, equitativo y redistributivo; sintonizarla con las condiciones reales del país, incluyendo la estructura empresarial, el nivel y la distribución de los ingresos, etc., así como las prioridades establecidas en este programa económico y en el contexto económico regional e internacional. Se pretende que genere el máximo de ingresos públicos a la vez que estimule actividad económica y permita una redistribución justa de los recursos públicos. La Administración tributaria se organizará en línea con las exigencias de esta Ley Tributaria, teniendo como principios la flexibilidad y la simplicidad.

3.- Reforzar la gestión del Presupuesto General del Estado para que sea un verdadero instrumento de política económica del Gobierno. Será prioritario definir claramente el proceso de preparación del Presupuesto General del Estado, identificando las instituciones involucradas en el proceso así como sus funciones.

4.- Incluir en el Presupuesto General del Estado todas las cuentas extrapresupuestarias existentes actualmente (petróleo, madera, etc.), tanto a nivel de los ingresos como de los gastos.

5.- Abolir el sistema de compensaciones existente entre el gobierno y las empresas privadas y mixtas, ya que limita la circulación del dinero y fomenta la corrupción.

7.- Definir claramente los pasos necesarios en la ejecución del presupuesto, limitando también las etapas necesarias para efectuar el gasto, con lo cual se reducirá la burocracia y las posibles fugas, y se mejorará la eficiencia del gasto público.

8.- Establecer un sistema de contabilidad pública, transparente, incluyendo la elaboración de leyes para la adquisición de material y equipo, la concesión de obras públicas mediante licitaciones públicas.

9.- Proceder al ajuste de las partidas de gasto presupuestario en función de las necesidades reales de la población en general, y en particular de estímulo para el crecimiento económico, redistribución equitativa de la renta y fortalecimiento del Estado de derecho.

10.- Aumentar la asignación presupuestaria a los sectores sociales, salud y educación para atender las necesidades más urgentes. Procuraré una distribución geográfica/territorial más equitativa del gasto público, en concordancia con la descentralización y la desconcentración de la Administración Pública, guiado por los principios de igualdad, justicia y no discriminación. 

 

B.III.-PROMOCIÓN Y FOMENTO DE LA ECONOMÍA PRODUCTIVA 

Los abundantes recursos procedentes de la explotación de los hidrocarburos deberán orientarse hacia una mayor diversificación de la economía, y el desarrollo económico y social, basado en la búsqueda de un crecimiento sostenible respetuoso con el medio ambiente, y sin descuidar la necesaria estabilidad macroeconómica.

La agricultura, que fue siempre la base económica de Guinea Ecuatorial y fuente del bienestar que conoció el país en los momentos anteriores a la Independencia, ahora está abandonada por el Gobierno, cuya política económica, basada únicamente en la asignación arbitraria de las rentas de la explotación del petróleo, ha dado lugar a la desaparición del café y el cacao en Río Muni; en Bioko, la falta de incentivos a la producción del cacao está propiciando el abandono masivo del sector, próximo a la extinción.

La inacción del Gobierno, en materia de política agraria, trae como consecuencia, entre otros efectos nocivos, el empobrecimiento de la población rural, que se ve obligada a emigrar masivamente a las ciudades, principalmente a Malabo y Bata, para buscar empleo en las empresas ligadas a la producción del petróleo, las cuales tampoco crean puestos de trabajo para ellos; se tiene que recurrir a la importación de productos agrícolas para abastecer el mercado nacional. El resultado es la aparición de barrios marginales, la mendicidad, el aumento de la delincuencia y la proliferación de la prostitución.

A pesar de estar nuestro país rodeado de extensas aguas marítimas, y pese a las ingentes cantidades de dinero que dice invertir el Gobierno en el sector pesquero, el pescado fresco sigue siendo un artículo de lujo para la mayoría de la población. La pesca artesanal, por su naturaleza, no puede abastecer a una población en constante crecimiento. Así, se da la paradoja de que un país rico en recursos marítimos y en cuyas aguas faenan numerosos barcos, tiene que recurrir a la importación de pescado congelado de baja calidad, para alimentar a su población.

En la misma línea, pese a la creciente demanda de productos cárnicos, la ganadería es inexistente en el país, y se recurre a la importación de ganado de países limítrofes, principalmente de Camerún. Finalmente, el bosque, otra fuente de riqueza y elemento vital para el equilibrio ecológico, está siendo malogrado por la avidez y la irracionalidad del régimen, que lo explota de forma despiadada, con el inherente peligro de que, a medio plazo, asistamos a la paulatina desertificación del país.

La producción del petróleo debe suponer una gran oportunidad para destinar parte de sus recursos a la agricultura, para su desarrollo no sólo con vistas a la exportación, sino, también y sobre todo, para el abastecimiento de nuestro mercado interno de alimentos (en estos momentos dependiente de la agricultura camerunesa) y como base para una deseable industrialización.

Destinar recursos a este sector tiene implicaciones económicas, humanas y sociales. El desarrollo de la agricultura incide, de manera decisiva, en el equilibrio demográfico del país, pues permite la creación de puestos de trabajo en el campo, dando lugar a un desarrollo equilibrado y equitativo del país. Supone que las poblaciones del campo puedan vivir de su trabajo de manera sostenible y digna, con acceso a unos medios materiales que faciliten el desarrollo de la productividad, y sin que se vean tentadas a emigrar a la ciudad.

Por apuesto por un sector agropecuario fuerte, con una producción ganadera acorde a las necesidades de consumo del país; por la fertilidad de su suelo, es una fuente de progreso económico, bienestar social, seguridad alimentaria y equilibrio demográfico entre el campo y la ciudad.

El crecimiento sostenible no es posible en una economía que depende exclusivamente de las actividades extractivas orientadas a las exportaciones, como es el caso actualmente. Será prioridad la diversificación de las fuentes de crecimiento. Mi gobierno llevará a cabo una política de dinamización de otros sectores económicos del país a través de las políticas fiscales, de inversión, de créditos, para crear las bases de una economía nacional no dependiente del petróleo ni de la ayuda internacional.

Garantizaré que los guineanos sean los protagonistas de su desarrollo económico, fomentando, apoyando y dando facilidades para la creación de organizaciones y actividades productivas de Pequeñas y Medianas Empresas y Emprendedores  y/o Trabajadores Autónomos (PyMEETAs).

Destacaré, en consecuencia, para el establecimiento de la nueva economía política basado en la promoción y el fomento de la economía productiva las siguientes acciones políticas:

1.- Crear el Fondo de Garantía Estatal, con una dotación inicial importante de recursos, para avalar y garantizar las necesidades de financiación de las iniciativas privadas productivas ante las entidades y organismos financieros nacionales y extranjeros.

2.- Crear del Banco Oficial de Desarrollo dotado de líneas especializadas de crédito a las Pequeñas y Medianas Empresas y Emprendedores y/o Trabajadores Autónomos (PyMEETAs) en los subsectores agrícola, ganadero, pesquero, construcción, etc.

3.- Fomentar y apoyar los Establecimientos de Crédito de Carácter Especial (ECCE) en la línea de estímulo para el sector financiero, y promoción de la política de microcréditos a través de cooperativas de crédito, cajas de ahorros y mutualidades.

4.- Promover la economía social centrada en el impulso al movimiento cooperativo y regulación para la formalización de las actividades de la economía productiva informal; fundamentalmente en los sectores agropecuario, pesquero y comercial.

5.- Se facilitarán especialmente las inversiones extranjeras que contribuyan a dinamizar aquellos sectores distintos al petrolífero. Se obligará a que todas las empresas concesionarias de obras públicas subcontraten a empresas locales para que les proporcionen los bienes y servicios que necesitan, en la medida de las capacidades del empresariado local.

6.- Crear un clima favorable a las inversiones para la actividad empresarial e industrial, donde jugarán un papel importante la Oficina Nacional de Inversiones y Promoción Empresarial y el Código de Inversiones que será elaborado. También se creará una Cámara de Comercio, además de otras instituciones de asistencia al sector privado.

7.- Se dará prioridad a las Pequeñas y Medianas Empresas, y los Emprendedores y/o Trabajadores Autónomos (PyMEETAs), en los programas de desarrollo del sector privado. Se dará prioridad a la investigación, la asistencia técnica así como a la formación en la promoción de los PyMEETAs

8.- Crear centros especializados de formación y de investigación, y promover asociaciones profesionales con vocación económica y que constituirán la base estructural de la nueva economía política. Estas instituciones garantizarán la continuidad, la objetividad y el debate sobre la economía nacional e influirán con sus conocimientos en la gestión económica.

9.- Apoyar la producción agroganadera con una política de subvenciones, gestión de compras de insumos, medios de transporte y construcción de centros de conservación, comercialización y distribución tanto en la Región Insular como en la Región Continental.

10.-Promover y fomentar el proceso de industrialización basado en la transformación de materias primas de extracción y/o producción nacional para suministrar tanto el mercado interno como exterior (exportaciones)  en particular de alcance regional y, en general, al mercado internacional. Al efecto, desarrollar una política de creación del tejido industrial en el país mediante el impulso al establecimiento de polígonos industriales, estratégica y convenientemente situados.

11.- Realizar un estudio-dictamen sobre la posibilidad de crear una zona franca económica-industrial y, si se demuestra su viabilidad, llevar a cabo su establecimiento en el país. La ventajosa ubicación geográfica de nuestro país y otras características peculiares que tenemos, sugieren que sería bueno para la economía nacional en beneficio de todos actuar en esta dirección.

 

B.IV.- LUCHA CONTRA LA POBREZA Y LA DESIGUAL DISTRIBUCIÓN DE LA RENTA 

1.- Crear un impuesto especial sobre las propiedades adquiridas como resultado de los privilegios derivados de la estructura del poder dictatorial para financiar la capacitación en actividades y organizaciones productivas de la economía social. Se trata aquí de una importante medida de redistribución de la riqueza nacional, necesaria para la estabilidad socio-política.

2.- Impulsar la autosuficiencia alimentaria apoyando las iniciativas que coadyuven al desarrollo del sector primario en todos los poblados y aldeas del territorio nacional, en inversiones en organización y técnicas de producción, en establecimiento de canales de comercialización, en una política estimuladora de subvenciones, en promocionar cooperativas y otras modalidades asociativas en la producción, distribución y comercialización de productos agrícolas, ganaderos y pesqueros.

3.- Establecer el devengo de pensiones no contributivas de carácter vitalicio, con rigurosa obligación de pago mensual para acabar con la situación de miseria que se encuentran la gran mayoría de los ancianos de nuestra sociedad. Se adoptará asimismo, otras medidas de seguridad económica para proteger a aquellas personas que, por razones ajenas a su voluntad, no pueden ganarse la vida por razones de edad, defectos físicos, sexo, etnia, etc. Se trata de la solidaridad con los débiles, entre los cuales se encuentran los minusválidos, las mujeres, las etnias/pueblos minoritarios, para que no se queden al margen de los beneficios del crecimiento económico que se genere. 

 

C.-POLÍTICAS SOCIALES

La debilidad institucional a que hemos hecho referencia, así como la catastrófica gestión económica, que también hemos analizado,  han hecho que la gran mayoría de los ciudadanos guineanos no puedan desenvolverse dignamente en la sociedad, y que en consecuencia, no se sientan integrados en la sociedad. Es por tanto de vital importancia para el candidato que soy, concebir las políticas sociales con cuya ejecución conseguiremos: una integración social de todos los ciudadanos; para proteger a todos los ciudadanos que dicha mala política ha excluido de la sociedad y para prevenir que ningún ciudadano, en el futuro, se sienta excluido de la sociedad, y también para que puedan desenvolverse en un medio adecuado.

C.I.- TRABAJO

Toda persona desea realizar una actividad  que le proporcione recursos para cubrir sus necesidades; es decir, todo ciudadano necesita tener un empleo digno. Y cuando esto ocurre, el ciudadano se siente integrado en su sociedad.

En Guinea Ecuatorial, a pesar de los ingentes recursos que tiene, los gobiernos de la dictadura, no sólo no ayudan a que los ciudadanos tengan empleos, sino que al utilizar el empleo como arma política de represión contra la disidencia, torna en precarios todos los empleos incluso los de la Administración: pues es precisamente privando a la gente de tener un empleo que la dictadura, no sólo tiene a los ciudadanos en un estado permanente desazón e inseguridad, sino que los mantiene en los niveles de pobreza que les humilla; y el estar en la situación de permanente lucha por cubrir las necesidades elementales les desocializa políticamente y les impide sentirse ciudadanos sujetos de derechos.

Es por esto que uno de los principales objetivos de mi gobierno será el de contribuir a la generación de trabajo seguro y suficientemente remunerado, en el contexto de las políticas de reactivación económica arriba indicadas.

Además de hacer precarios todos los empleos en Guinea Ecuatorial, se puede decir que es precisamente para que esta situación no pueda tener contestación alguna por lo que la dictadura ha evitado a toda costa la organización de los trabajadores en sindicatos, lo que por otro lado incidido negativamente en el proceso de democratización de Guinea Ecuatorial. Como venimos denunciando, a pesar de que hay una ley que regula su formación de 1991, no existen en la práctica, y los trabajadores siguen sin ninguna organización que defienda sus derechos y condiciones de trabajo. Por su lado, el Estado, a pesar de ser el mayor empleador, sigue sin regular la sindicación de los funcionarios.

A pesar de que la Ley Fundamental de Guinea Ecuatorial reconoce el derecho que tiene todo trabajador a la huelga, el Gobierno no desarrolla su ejercicio, y se amenaza todo atisbo de los trabajadores de hacer huelga. Ello se debe al hecho de que el régimen no quiere reconocer a los trabajadores ninguno de sus derechos básicos; por ello les impide disponer de un instrumento tan básico a la hora de poder defender sus derechos, pisoteados tanto por las empresas como por el propio Gobierno.

Por todo ello me propongo adoptar las siguientes medidas:

1.- Introducir cambios en la legislación laboral y en la sindical para permitir que los ciudadanos puedan tener trabajos seguros, con contrato, y que puedan organizarse para defender sus intereses y derechos. 

2.- Formular una Política Nacional de Empleo, en la cual se contemplarán los aspectos concernientes a la problemática laboral.

3.- Adoptar medidas especiales para proteger a los empleados garantizándoles  unas condiciones óptimas de empleo, incluyendo mejoras salariales y seguridad de empleo, entre otras.

 4.- Fomentar la creación y legalización de sindicatos independientes para permitir a los mismos trabajadores defender sus intereses; 

5.- Regular con tendencia a eliminar las intermediaciones entre empleador y trabajador (Agencias de contratación).

6.- Establecer un modelo sencillo de contrato, de obligada suscripción entre cualquier empleador y cualquier trabajador; en los dos primeros años de vigencia de este modelo, el Estado asume el 80 % de los costes sociales de la contratación, y el otro 20 % se lo reparten entre el trabajador (5%) y el empleador (15%). Después de dos años, en los que se trabajará para la consolidación de las Asociaciones de empleadores y de trabajadores, cada parte irá asumiendo progresivamente la parte equitativa de estos costes que le corresponda.

7.- Crear una Agencia Nacional de Empleo, así como una Oficina Nacional de Estadísticas Laborales con el fin de conocer la evolución del empleo y sus características, así como las posibilidades de cada sector. Estas estadísticas constituirán la base para la formulación y el establecimiento de las políticas laborales;

 

C.II.- EDUCACIÓN

Si se considera que todo proyecto o cambio sociopolítico implica siempre un modelo educativo, la casi nula atención que se presta a la educación en Guinea Ecuatorial demuestra que el Gobierno no tiene proyecto alguno para el país. El subdesarrollo en que está sumida la República de Guinea Ecuatorial es la consecuencia de la falta de atención que recibe este sector, así como la inexistencia de un modelo educativo capaz de formar los recursos humanos que deberían ser el motor del desarrollo nacional.

En este sentido, apuesto por una educación pública de calidad en un modelo de formación permanente a lo largo de la vida, porque consideramos que ésa es la única vía para responder con garantías de éxito los retos del futuro. La Educación constituye uno de los pilares básicos del Estado social, que se ha de garantizar desde la más temprana edad, poniendo los recursos humanos, materiales y financieros que hagan falta y que permitan la eficiencia y sostenibilidad del sistema. Como progresistas, estamos convencidos de que la formación de todos, con las mismas oportunidades, es la base para garantizar que no va a haber desigualdades sociales; por otro lado, cuanto más altos sean los índices de educación, mejor está preparada una sociedad para afrontar los retos del presente y del retos del futuro. Para conseguir una educación de calidad y que al final de los Niveles de Educación Secundaria Obligatoria, Secundaria Selectiva y Formación Profesional el joven tenga capacidades  para su inserción en la vida laboral, impulsaré una Reforma del sistema Educativo acorde a las exigencias actuales.

Me propongo en este campo tomar las siguientes medidas en materia de educación, investigación, deportes, cultura:

C.II.I.-Educación:

1.- Elaborar un currículum de enseñanza, en el contexto de las reformas previstas, basado en las realidades socio-culturales de Guinea Ecuatorial así como las exigencias de la evolución económica, política y tecnológica internacional. Se procurará que el proceso de elaboración de este nuevo currículum sea lo más participativo posible, involucrando a amplios sectores de la población, tanto las Organizaciones de la Sociedad Civil como el sector privado y otras. Y se garantizará que los alumnos adquieran destrezas manuales de su entrono tradicional.

2.- Emprender un amplio programa de construcción de infraestructura escolares, para acabar con la carencia de espacios escolares y la masificación de los centros:

- En Malabo y Bata: 6 centros de Infantil Preescolar y Primaria de 24 aulas cada uno; 3 Centros de Educación Secundaria, de 20 aulas cada uno; 2 centros de Formación Profesional de Grado Medio, y uno de Formación Profesional de Grado Superior.

- En la demás cabeceras de distrito: 2 centros de Infantil Preescolar y Primaria de 24 aulas cada uno; 1 centros de Educación Secundaria, de 20 aulas cada uno; 1 centros de Formación Profesional de Grado Medio.

- En cada consejo de poblado con más de 10 niños en edad escolar, construir una escuela con niveles de Primaria y Preescolar, e integrar en el mismo un servicio de guardería;

3.- Construir al menos una guardería pública en todas las cabeceras de municipio.

4.- Dotar a todos los Centros Escolares de los libros de texto, y demás material didáctico, talleres y laboratorios que necesiten para  complementar su formación.

5.- Dotar a los centros de los docentes que necesiten y aumentar sustancialmente sus salarios. Nombrar automáticamente a los que hubieren terminado sus estudios en las Escuelas de Magisterio o en las Universidades, y establecer con claridad los niveles para los que están capacitados a impartir clases.

6.- Invertir en la mejora de la formación del personal docente. Adoptar medidas para fomentar el retorno de los profesionales existentes en la diáspora en el marco de la Amnistía General y del Plan de Retorno de los Exiliados propuesto en el Área Político-institucional, y se frenará la fuga de cerebros, ofreciendo condiciones laborales y de investigación atractivos.

7.- Garantizar el acceso de todos a una educación de base sólida, asegurando que la educación sea gratuita en los niveles primario y secundario. Garantizar la gratuidad del acceso de todos los niños a la educación, subvencionando el coste de las matrículas a los niños que vayan a centros privados (cuyos precios serán homologados y concertados).

8.- Garantizar de acceso a todos los niños a un centro escolar, mediante la puesta en funcionamiento de un sistema de trasporte escolar, en coordinación con los Ayuntamientos.

9.-Establecer bolsas de ayuda a los estudios, a los niños que lo necesiten, en forma de uniformes (de 10.000 a 15.000 F CFA por niño), libros y demás material escolar (de 20.000 a 35.000 F CFA por alumno),  para comedor (20.000 por niño y mes), o dinero en efectivo. Es decir, cada niño dispondrá de una ayuda entre 210.000 a 250.000 F CFA anuales, con lo cual con 1000 millones se podrá ayudar a más de 4000 niños en la enseñanza primaria ( esta es la cantidad de dinero que el PDGE regala a los funcionarios de la tesorería;   Mientras que en la secundaria las ayudas oscilarán entre 250.000 y 400.000 F CFA anuales cubriendo con 1.500 millones a más de 5.000 alumnos de la enseñanza secundaria (que es lo que el Gobierno del PDGE destina a pagar a los condecorados).  Mientras que para los estudios universitarios en el país se destinarán 2000 millones de Francos CFA a razón de 600.000 a 800.000 F CFA anuales por beca, lo que podrá beneficiar a más de 2.500 estudiantes (2.000 millones que se pueden sacar, entre otras partidas, de los 25.000 millones que anualmente se asignan al Presidente de la República como dinero de bolsillo es decir, “gastos reservados”)

10.- Establecer un sistema de becas para potenciar del sistema educativo nacional. Me comprometo a garantizar la concesión de becas de estudios: 200 becas anuales para estudios profesionales, universitarios medios y superiores en el extranjero, distribuidas con criterios meritocráticos, de niveles de renta y de imparcialidad, y según las demandas de desarrollo del país. Ello supondrá un gasto inferior a los 4.000 millones de Fcfa.

Es decir, un gasto anual de 8.500 millones de Francos cfa en becas, ayudas y otros incentivos al estudio, bien gestionados, supondrían en los próximos 10 años un vuelco total a la actual situación de abandono y falta de estímulos y ayudas a nuestros jóvenes estudiantes.

11.- Establecer un cuerpo de Inspectores de Educación que garantizará el cumplimiento de la ley en materia de Educación, supervisarán y controlarán desde el punto de vista pedagógico y organizativo el funcionamiento de los Centros; y supervisarán la práctica docente, la función directiva y colaborarán en su mejora continua.

12.- Implementar programas de alfabetización de adultos y de educación permanente (básica y profesional), para ofrecer la oportunidad de reciclaje a todos los ciudadanos de modo que se facilite sus adaptabilidad a una sociedad en permanente evolución.

13.- Orientar la formación de cuadros superiores a las necesidades de desarrollo del país, adaptando para ello los planes de la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial y recurriendo a centros universitarios del extranjero.

14.- Reformar la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial (UNGE), para que forme cuadros de calidad. El profesorado será elegido por virtud de criterios de calidad. Concentrada en los estudios relacionados con las necesidades reales del país. Los profesores titulares de la universidad tendrán que tener el título de doctor, o tendrán la obligación de doctorarse en un plazo de tiempo razonable.

C:II:II.- Investigación:

1.- Reformar el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas, para que sea el centro de Coordinación, de programación y de valoración de los proyectos de investigación.

2.- Fomentar la investigación para conocer el propio entorno con el fin de encontrar soluciones a los problemas nacionales y facilitar la adaptación de las tecnologías a la realidad de Guinea Ecuatorial.

3.- Potenciar la UNGE como Centro de Investigación, especialmente en aquellas áreas necesarias para el desarrollo social del Guinea Ecuatorial.

4.- Crear centros otros de investigación y fomentar la formación de asociaciones de personas con esta vocación de investigadores, y se adaptarán los programas de educación a estas exigencias.

5.- Habilitar dotaciones presupuestarias para la financiación de los programas de investigación.

6.- Fomentar la participación privada en programas de investigación.

7.- favorecer el establecimiento en el país de prestigiosos institutos de investigación 

 

C.II.III.- Deportes:

1.- Fomentar la práctica del deporte en todas sus modalidades, dando especial preferencia al football, al Baloncesto y al Boxeo, como deportes que han tenido su apogeo en este país y son bien conocidos.

2.- Crear equipos nacionales en estas y otras disciplinas deportivas, que serán entrenados por entrenadores competentes, inicialmente extranjeros, para después sustituirlos por nacionales competentes. Los centros escolares constituirán la base para el fomento del deporte, mediante la organización de ligas escolares, tanto a nivel distrital como provincial y nacional;

3.- Implementar programas de cooperación para la formación de entrenadores nacionales en el extranjero, en los países líderes de los deportes de que se trate;

4.- Reformar y mejorar el funcionamiento de  federaciones nacionales así como crear federaciones  distritales, las cuales se ocuparán de fomentar las correspondientes disciplinas deportivas en sus distritos. Se garantizará  la autonomía de las mismas, para facilitar la toma de decisiones, el trabajo profesional y evitar la politización;

5.- Construir los equipamientos deportivos correspondientes, dando prioridad, en primera instancia, a Malabo y Bata, para después hacer lo mismo en las cabeceras de distritos, dependiendo de la disponibilidad de los recursos. En ese sentido, se construirán sendos polideportivos en estas ciudades.

6.- Negociar y concluir acuerdos con las federaciones de otros países con acumulada experiencia deportiva en forma de hermanamiento para orientar a las federaciones nacionales y distritales.

C.II.IV.- Cultura y Medios de Comunicación de Masas:

1.- Potenciar el respeto, desarrollo y disfrute de los derechos culturales de todos los pueblos que componen Guinea Ecuatorial, con especial atención a los grupos minoritarios. Se darán subvenciones para el desarrollo el desarrollo de actividades tendentes a mantener su identidad cultural 

2.- Se garantizará una representación equitativa de los pueblos de Guinea Ecuatorial en las instituciones representativas del estado.

3.- Conceder subvenciones para desarrollo de la lengua y otros elementos culturales y artísticos de las culturas autóctonas de los pueblos de Guinea Ecuatorial;

4.- Crear una Biblioteca Nacional, un Archivo Nacional y una Hemeroteca Nacional.

5.- Poner en marcha un programa para la recuperación y actualización de los Archivos de la Administración.

6.- Crear un Instituto de Estudios Etnológicos y Antropológicos, que tendrá como cometido estudiar las diferentes culturas que integran hoy Guinea Ecuatorial. Estos estudios permitirán establecer un inventario de los valores culturales propios de cada etnia y formular un Programa de Desarrollo Cultural. No se trata aquí de un programa de indigenización, sino más bien un instrumento que se utilizará para explotar los valores positivos que todavía se conservan e incorporando a ellas, las aportaciones positivas de otras culturas. Este programa tendrá como principios a) el derecho a la cultura, b) la diversidad cultural del país, c) el papel del Estado en la promoción de los valores culturales identificados.

7.- Regular el funcionamiento de los medios de comunicación y fomentar su buen funcionamiento para que cumplan su misión de ofrecer a los ciudadanos informaciones, cultura, entretenimiento, respetando los derechos de las personas y la pluralidad cultural e ideológica de los ciudadanos.

 

C.III.- SANIDAD y SEGURIDAD SOCIAL

En nuestro país, el sector sanitario está en una situación catastrófica. Los indicadores de salud se acercan a los de un país en guerra o víctima de catástrofes naturales, pues no hay acceso a un servicio sanitario decente para la inmensa mayoría de la población. El ciudadano guineano vive en un medio muy propenso para contraer enfermedades de todo tipo, pero pocos tienen acceso al agua potable, tanto en la ciudad como en el campo. Como progresista creo que la salud debe dejar de ser una mercancía para convertirse en un derecho para todos y no para la reducida franja de la población que puede ir a tratarse fuera del país.

Urge modernizar la sanidad guineana. No solo en términos de infraestructuras y equipamiento, sino, también y sobre todo, en su funcionamiento, en su ámbito de acciones y en la calidad de la atención ofrecida al paciente, así como en calidad de vida del guineano. Se trata de un programa ambicioso de largo plazo, considerado como prioridad nacional. 

El proyecto contempla la reforma profunda y la modernización del Sistema Sanitario Nacional (SSN), de modo que este sea capaz de ofrecer a los guineanos una Medicina de proximidad (social y geográfica), humana (respeto de la dignidad del paciente), accesible (financieramente, seguridad social) y de calidad (eficaz y que infunda confianza). También contempla importantes cambios básicos en la calidad de vida de la población. 

Se crearán y definirán las condiciones necesarias para el funcionamiento normal del sector privado, su correspondiente puesto en el SSN y sus conexiones con el sector público.

Las potencialidades económicas del país permiten garantizar el acceso universal y gratuito a la sanidad. Por otra parte, bien es sabido que las más importantes mejoras en los niveles de salud pueden provenir de mejoras en las condiciones de higiene, agua, saneamiento. Debido a las múltiples necesidades del país, es más eficiente dar prioridad a este tipo de intervenciones, ya que ellas requieren menos esfuerzos para unos frutos mayores. Por lo tanto, los mayores esfuerzos en el área sanitaria se orientarán a redefinir el funcionamiento de la Atención Primaria de Salud, para que pueda constituir la necesaria base para la salud preventiva.

Para ello, me propongo adoptar la siguiente medida:

 

C.III.I.- SANIDAD

En materia legislativa:

1.- Proceder a la recopilación de todos los textos legales sanitarios existentes con el fin de unificar criterios y elaborar un Código de la Salud Pública. Regular el ejercicio de las profesiones sanitarias, haciendo hincapié en los aspectos deontológicos de dicho ejercicio. Crear los Colegios Oficiales de Médicos y de Farmacéuticos y regular el ejercicio de la Medicina y de la Farmacia, despolitizándolos.  

2.- Aumentar el presupuesto de gastos del ministerio de sanidad hasta un 5-10 % del Prepuesto General del Estado. 

En el aspecto de rediseño, dirección y gestión del Sistema Sanitario Nacional (SSN):

4.- Redefinir el funcionamiento global de la Atención Primaria de Salud (APS) en Guinea Ecuatorial, corrigiendo los fallos de su esquema actual, y concibiendo iniciativas para adaptarlo a nuestras realidades. 

5.- Reestructurar el funcionamiento de los hospitales, poniendo especial énfasis en la racionalización de la organización administrativa, el suministro y la gestión de medicamentos y consumibles médicos a los hospitales. Debe desaparecer la búsqueda y compra de medicamentos y consumibles por la familia de un paciente hospitalizado. Con ello se devolverá la confianza de los ciudadanos al Sistema Sanitario 

6.- Equipar y modernizar de las instalaciones de los 18 hospitales del país, proporcionalmente a su categoría, para que puedan cumplir eficazmente sus principales misiones: prestación de cuidados médicos, enseñanza e investigación. 

7.- Establecer programas para la capacitación de los recursos humanos disponibles y la actualización permanente de sus conocimientos, particularmente en los sectores médico, paramédico, biología, imagenología y farmacia. 

8.- Establecer programas preventivos, curativos y de investigación prioritarios: 

§         De lucha contra las grandes endemias: Paludismo, Tuberculosis, Tripanosomiasis, Oncocercosis, Enfermedades de transmisión sexual.

§         De la salud de la madre y el niño.

§         De la lucha contra el VIH: se reforzará los programas de educación e información a la población.

§         Del marco de atención y equipamiento adecuado al manejo de las personas que viven con el VIH, particularmente en términos de seguimiento de los enfermos, de vigilancia de la carga viral y del equipamiento linfocitario, de distribución de antirretrovirales y de confidencialidad. Esto requerirá la adquisición de equipos especiales.

§         De estudio, con las organizaciones de la sociedad civil del sector, de un plan de atención de las Personas de Edad Avanzada.

§         De la definición de un plan nacional para situaciones de urgencia y catástrofes.

§         De creación de una Medicina Escolar.

§         De suscripción de contratos especializados para el mantenimiento adecuado del material técnico.

§         De la puesta en marcha urgente de un Servicio de Información Sanitaria (SIS) fiable.

§         Para la realización de estudios especializados de recopilación de datos concretos y objetivos para la determinación precisa de la situación nutricional en el país y la elaboración de guías de educación a la población en materia nutricional. Una política de lucha contra los hábitos tóxicos, alcoholismo, tabaquismo y drogadicciones varias será puesta en marcha estableciendo en particular una reglamentación muy restrictiva en la importación y consumo de bebidas alcohólicas.

 

9.- Dotar a todos los Hospitales de correspondientes servicios de ambulancias, suficiente para los traslados tanto desde los hospitales distritales a los provinciales o Regionales, como desde los Puestos de salud y los poblados a los hospitales distritales.

10.- Hacer partícipes y corresponsabilizar las políticas y gestiones sanitarias a los otros niveles de gobierno (local municipal, etc)

 

En materia de creación de estructuras técnicas especializadas:

10.- Crear de un “Centro Nacional de Control y Alerta de Enfermedades” (CNCAE), para la vigilancia epidemiológica, dirigido por epidemiólogos de reconocida competencia y que incluirá un Servicio de Información Sanitaria (SIS) fiable que permita la toma fundamentada de decisiones sanitarias. Se trata de una acción imperativa y prioritaria. La toma improvisada o azarosa de decisiones sanitarias, como sucede actualmente, debe desaparecer.

 

11.- Crear de un Centro Nacional de Distribución de Medicamentos (CNDM) y de Consumibles Médicos (CNDCM). Se definirá su relación con los centros nacionales, públicos y privados de atención al paciente. .

 

12.- Crear  Centros para la asistencia, tratamiento y desintoxicación de alcohólicos. El programa se iniciaría con centros en Malabo y Bata, con la proyección de extenderse a otras poblaciones.

 

En materia de cooperación Sanitaria:

12.- Establecer programas de una cooperación sanitaria bilateral y multilateral con países de probada buena organización sanitaria y organismos del sector, para asesorarnos en la puesta en marcha de un sistema sanitario serio, eficaz y eficiente, conforme a las necesidades previamente definidas, y en la ejecución racional de nuestras prioridades sanitarias. También para la formación de los recursos humanos necesarios, partiendo de bases educativas normales. Los programas de cooperación serán adecuadamente coordinados.

 

C.III.II.- SEGURIDAD SOCIAL

Es incomprensible e inadmisible que, con el nivel de la renta actual del país, el gobierno no haya sido capaz de garantizar, hasta esta fecha, una cobertura adecuada para los riesgos sanitarios y sociales a todos los guineanos, sin excepciones.

1.- Reestructurar y fortalecer el INSESO para  que otorgue una protección segura y eficaz a los trabajadores, sobre todo en los aspectos de salud;

2.- Implantar un sistema de Seguridad Social con ambición universal, ideada para cubrir no solamente a los trabajadores de las empresas, sino también a la población campesina sin ingresos y a toda la población de Guinea Ecuatorial, estudiando y adaptando los criterios de cobertura a cada situación concreta.

 

C.IV.- CONTRA LA POBREZA Y EN APOYO A GRUPOS VULNERABLES.

C.IV.I La familia.- La familia cumple en Guinea Ecuatorial funciones fundamentales en cuanto a la protección y la estabilidad social, sin que el actual gobierno haya llevado a cabo nunca políticas de apoyo hacia las mismas.

Por otra parte, la pérdida de los valores sociales en beneficio de un materialismo salvaje, unida a la miseria generalizada en el país, ha dado lugar a la desestabilización de las familias, que acaban en el divorcio o separación de los cónyuges. Muchas de esas familias son numerosas, lo que dificulta la educación de los hijos, en un país en el que no existen ayudas públicas a las familias ni un sistema educativo serio.

El resultado es que hay una gran cantidad de de niños y jóvenes infraescolarizados, algunos sin escolarizarse, y otros con un nivel de formación muy deficiente en valores y habilidades laborales. En una sociedad con una fuerte presión social para acceder a las riquezas, pero sin valores ni formación en habilidades profesionales, la tendencia para alcanzar estas riquezas es dedicarse a actividades ilícitas. Y las consecuencias sociales son nefastas: dificultades para que el país despegue y se desarrolle, mucho desempleo y aumento de la delincuencia.

1.- Dar subsidios por el número de hijos que tengan que cuidar, y becas y ayudas para la formación de dichos niños.

2.- Atención a las familias numerosas o con personas dependientes.

3.- Construir internados para la acogida de niños y jóvenes que se vean obligados a desplazarse a otros lugares para su formación.

C.IV.II.- MUJERES, IGUALDAD DE GÉNERO.- Vivimos en una sociedad en la que, por razones tradicionales y culturales, la mujer no goza de los mismos derechos que el hombre. Esta desigualdad de derechos da, como resultado, la escasa participación de la mujer en la vida política, social y económica del país. En la actualidad, todos los países democráticos conocen grandes transformaciones sociales, gracias a la lucha por la igualdad de derechos, tanto para hombres como para las mujeres, que ha permitido a dichos países beneficiarse de la doble aportación, de hombres y mujeres, para su desarrollo.

Como socialdemócrata, estoy convencido de que, sólo con la integración de las mujeres, que son un poco más de la mitad de la población, podemos alcanzar una sociedad democrática y respetuosa con los derechos y las libertades de las personas. Así, pues, mi apuesta es por una política progresista que suponga la eliminación y abolición progresiva de las trabas que impiden la integración de la mujer, desde un triple enfoque, legislativo, político y social.

Para promover la integración total de las mujeres en la vida social, política y económica del país tomaré las siguientes medidas:

1.- Realizar las propuestas y los cambios legislativos que garanticen la igualdad efectiva en derechos y oportunidades entre el hombre y la mujer.

2.- Poner en práctica políticas que garanticen e impulsen la participación de de la mujer en todos los ciclos de formación académica, estableciendo, si fuera necesario, políticas de cuotas para el acceso a becas y otras ayudas.

3.- Poner en práctica políticas que garanticen e impulsen el acceso de las mujeres al empleo y a puestos de responsabilidad, estableciendo si fuera necesario una política de cuotas.

4.- Establecer mecanismos legales para corresponsabilizar a los padres de los niños tenidos con chicas en edad escolar.

5.- Implementar programas de sensibilización de la sociedad, en general, y de las propias mujeres, en particular, para despertar conciencias y animar a las propias mujeres para su mejor integración en pie de igualdad.

6.- Crear un Instituto de la Mujer, como organismo encargado de promover y fomentar las condiciones que posibiliten la igualdad social de ambos sexos.

C.IV.III.- PERSONAS CON DISCAPACIDAD.-

1.- Realizar un censo de las personas con alguna discapacidad;

2.- Establecer una pensión para los discapacitados, a modo de salario proporcional a su grado de dificultad para desenvolverse con autonomía.

3.- Crear Centros de formación especiales para darles la oportunidad de adquirir conocimientos que necesiten para su integración social, su realización y su autonomía.

4.- Animar a las empresas del sector privado a contratar a personas con alguna discapacidad y establecer un % mínimo de puestos de trabajo en la función pública para las personas con discapacidad.

C.IV.IV JOVENES.- Las políticas de desarrollo que propugno deben propiciar la participación de los jóvenes en la dinámica de construcción de una sociedad moderna y próspera desde todos los sectores. Más del 70% de la población tiene menos de 25 años. Los jóvenes carecen de centros de enseñanza adecuados para su formación; no tienen lugares de recreación y ocio juvenil, ni instalaciones deportivas, ni opciones laborales ni profesionales adecuadas a su formación, necesidades y preferencias. La consecuencia es la pérdida de valores, la inexistencia de modelos a imitar, el vandalismo, el alcoholismo, la prostitución y la delincuencia juvenil. Es necesario apoyar a los jóvenes estudiantes en su formación, a los jóvenes trabajadores a integrarse en el proceso de creación de la riqueza nacional, en el campo y la ciudad.

Muchas de las medidas que se proponen en el campo de la Educación, Deportes, y la Familia contribuyen a resolver los problemas de la juventud. Pero específicamente para mejorar la situación de los jóvenes haré lo siguiente:

1.- Fomentar la vida asociativa en la juventud ayudándoles a agruparse en iniciativas diversas de tipo productivo, recreativo o de otra índole que les conduzca a expresar sus capacidades de producción social

2.- Creación y puesta en funcionamiento de estructuras para la realización de las actividades de estas asociaciones a modo Campamentos Juveniles

3.- Creación y puesta en funcionamiento de Centros Juveniles de Orientación Social, Vital y Profesional

4.- Crear un Instituto de la Juventud

C.IV.V.- PERSONAS MAYORES.- En nuestro país abundan personas mayores  abandonadas a su suerte por carecer de un entorno familiar dispuesto o capaz de cuidar de ellas. Los mayores sin descendencia y sin la fuerza física necesaria para poder seguir ganándose el sustento pese a su edad y a pesar de llevar toda una vida trabajando, se mueren de hambre. Lo mismo ocurre con aquéllos que, por encontrarse impedidos física o mentalmente, no pueden mantenerse por sí mismos.

 Entiendo que en el país hay recursos económicos suficientes para atender a todas las personas mayores de 65 años que no cuentan con medios. La inmensa mayoría de ellos residen fuera de las ciudades, víctimas, además, del éxodo rural al quedarse sin los familiares que puedan cuidar de ellos.

Para paliar la situación de estas personas:

1.-  Crearé un fondo especial de pensiones para las personas mayores.

2.- Haré que los Ayuntamientos y otras entidades menores tengan departamentos especiales con personal cualificado para el cuidado y la asistencia de las personas mayores.

3.- Construiré residencias para las personas mayores que lo necesiten, en las cabeceras de distrito y de municipio.

C.IV.VI.- INMIGRANTES

La buena convivencia debe ser disfrutada por todos los que viven con nosotros, incluidos los extranjeros. En los últimos tiempos, nuestro país tiene una afluencia migratoria sin precedentes, a causa de la explotación del petróleo. No podemos permitirnos una sociedad que discrimina a los inmigrantes, pues esa discriminación se vuelve contra la propia sociedad, falta al espíritu hospitalario que nos caracteriza y rompe nuestra convivencia.

Ser extranjero no puede constituirse en delito; no tener papeles no significa no tener derechos. El extranjero que vive entre nosotros debe ser respetado con todos sus derechos establecidos en la legislación. Asimismo, el extranjero debe respetar las leyes y normas, costumbres y tradiciones del país que le acoge.

El grado de civilización de un país se mide por los niveles de acogida e integración que ofrece a los extranjeros, sobre todo, a aquellos que vienen a ganarse honradamente su vida. No podemos olvidar que en los momentos más duros de la historia reciente de nuestro país, miles de guineanos buscaron refugio fuera de nuestras fronteras y, hasta hoy, por razones diversas, muchos siguen residiendo en el extranjero.

La aceptación del otro tal cual es, el respeto de sus opiniones, la posibilidad de expresarlas libremente sin que tema represalias por ello, es la base para una convivencia cívica y pacífica entre los ciudadanos y entre los pueblos. La tolerancia, sea en política como en la vida cotidiana, no es un ejercicio teórico de discursos; es un ejercicio dinámico, práctico, materializado en acciones de condescendencia. Una sociedad así en convivencia encontrará con más facilidad la solución de sus problemas.

 

Para posibilitar que los inmigrantes disfruten de todos sus derechos:

1.- Promoveré la adopción de leyes que eviten cualquier tipo de discriminación hacia los inmigrantes y permitan un trato hacia ellos como sujetos de todos los derechos humanos.

2.- Racionalizaré y simplificaré los procesos de  regularización de la residencia de los inmigrantes en el país.

 

C.V.- VIVIENDA, AGUA, MEDIO AMBIENTE SANO.

El medio físico en que se desenvuelve la persona influye en su integración social y en su bienestar. Por ello es importante emprender acciones para el mejoramiento de las condiciones del hábitat: Vivienda decente, acceso a agua potable, higiene y saneamiento ambiental.

C.V.I. -Vivienda social.- Para muchas familias guineanas, el disfrute de una vivienda en buenas condiciones de habitabilidad, supone un desgaste económico desproporcionado, en perjuicio de otras necesidades; en muchísimos casos dicho esfuerzo no da los frutos esperados y vemos a lo largo y ancho del país que muchas casas empezadas se quedan sin acabar. Al mismo tiempo, el crecimiento caótico de las ciudades, impulsado, además, por el éxodo rural, ha generado un aumento de la insalubridad, las enfermedades ligadas a la falta de higiene y la inseguridad.

En estos últimos años, el Gobierno está llevando a cabo la construcción de viviendas en varios puntos de la geografía nacional. Dice que son viviendas sociales, pero de sociales no tienen nada, ya que lo que ocurre es que las mismas, en vez de ser destinadas a sectores de población que viven en condiciones de habitabilidad precarias, gentes humildes que las necesitan, son adquiridas por personas que tienen más de una vivienda para arrendarlas a los que el salario les permite ese lujo. Por lo tanto las personas humildes de nuestra sociedad, sin recursos económicos ni trabajo digno, siguen viviendo en chabolas, además sobrehabitadas.

Aceleraré y racionalizaré  una política de erradicación progresiva y ordenada del hábitat insalubre, respetando las leyes, promoviendo el acceso del guineano a una vivienda decente e higiénica, evitando los grandes inmuebles concentradores de miseria y promiscuidad.

Para impulsar una verdadera política de la vivienda social, me comprometo a:

4.1.-Diseñar una política urbanística global que integre políticas del suelo respetuosas con el medio ambiente y con la biodiversidad. Las reducidas dimensiones del suelo patrio obligan a una racionalización de las políticas relacionadas con la ocupación del suelo. La ocupación del suelo debe respetar la flora, o sea el bosque y las fuentes de agua. (Véase sección infraestructuras)

4.2.- Garantizar el acceso de todos los habitantes a una casa digna, poniendo en marcha iniciativas de apoyo a la construcción de viviendas en coordinación con los Ayuntamientos, las entidades locales y los propios habitantes (apoyo técnico y subvención de materiales de construcción):

4.3.-Construir en cada cabecera de municipio que no sea cabecera de distrito 200 viviendas sociales, y 400 en cada cabecera de distrito. Para Bata y Malabo revisaré, racionalizaré para su efectiva materialización los planes de viviendas actuales.

4.4.- Garantizar la devolución de sus propiedades a aquellas personas, colectivos o poblados que las hayan perdido en los procesos irregulares de expropiación ilegales y arbitrarias llevadas a cabo por el actual régimen, o en su caso, garantizarles el cobro de una indemnización que tenga en cuenta el daño y perjuicio causado (Véase sección infraestructuras)

 

C.V.II.- Acceso a agua potable:

 

Será prioridad para mi gobierno poner en marcha sin tardar un programa de abastecimiento de  agua libre de toda contaminación física, química  y de micro-organismos nocivos para la salud, dotando a los correspondientes actores de los medios necesarios para organizar y hacer el seguimiento de la política nacional de acceso al agua potable. 

Para ello: 

1.- Impulsaré la modernización de la red de distribución de agua de Malabo, y aceleraré la construcción de la de Bata. 

2.- Haré construir redes de abastecimiento de Agua a todas las capitales de distrito y de municipio 

3.- Haré suministrar agua potable a los poblados mediante perforación de varios pozos profundos (con instalación de la correspondiente bomba), a razón de un pozo en cada 800 metros.

 

C.V.III - Saneamiento ambiental:

 

1.- Reconstrucción de la red del alcantarillado de Malabo, la construcción de una red de alcantarillado en Bata. 

2.- construcción de redes de alcantarillado en las capitales de distrito y cabeceras de municipios. 

3.- Establecer en los poblados, sistemas de apropiados de eliminación de aguas fecales y usadas 

4.- Poner en marcha sistemas de recogida, tratamiento y reciclaje de desechos domésticos urbanos (Malabo, Bata, cabeceras de distritos). 

5.- Idear y poner en marcha sistemas adaptados de tratamiento y reciclaje de residuos domésticos en los poblados y aldeas.

D.- INFRAESTRUCTURAS

El rápido crecimiento económico que conoce nuestro país y la necesidad de justificar la pésima utilización de los ingentes recursos provenientes del petróleo, han desembocado en una política irracional de infraestructuras que, a veces, cabe preguntarse si contribuyen al desarrollo de la sociedad.

En un país con una escasa infraestructura hospitalaria, sin escuelas, agua potable, centrales eléctricas ni transportes, el Gobierno del PDGE se ha embarcado en la construcción de autopistas alrededor de las ciudades de Malabo y Bata, avenidas, plazas monumentales, torres y restaurantes giratorios.

Desde el punto de vista de CPDS y de su candidato, las infraestructuras deben servir para dinamizar el desarrollo económico del país,   y no para pura apariencia. Se debe poner fin a la actual política de gastos suntuarios en obras que despilfarran los recursos del país e invertir en infraestructuras que vertebren e integren el país y permitan el desarrollo de una industria nacional, y que hagan viables políticas sanitarias modernas, una educación de calidad, una agricultura competitiva capaz de garantizar nuestra seguridad alimentaria, infraestructuras de transformación, generadoras de valor añadido a nuestras materias primas, que favorezcan el desarrollo de un verdadero mercado interior.

D.I.- URBANISMO Y VIVIENDA.

El estado actual del parque inmobiliario de las ciudades, pueblos y aldeas de Guinea Ecuatorial es deplorable y penoso. Los edificios, en la mayoría de los casos, están en ruinas, o son precarios, y las ciudades son un ejemplo del más absoluto desorden. Al desorden de su crecimiento, se añade el de los espacios urbanos y de prestación de servicios tan imprescindibles como son el saneamiento, la recogida de residuos, el suministro de agua y de la electricidad.

Las acciones que me propongo poner en pie tienen como objetivo conseguir en un plazo razonable, que toda familia guineoecuatoriana tenga acceso a la propiedad de una vivienda digna, en un medio ordenado, salubre y agradable; que todas las instituciones, servicios y departamentos de uso público tengan edificios dignos y suficientes, en cantidad y espacio, y en todos los lugares, y que toda aglomeración está bien comunicada con otras.

Para ello, el gobierno que forme, si consigo la confianza de los ciudadanos, llevará a cabo las siguientes medidas:

Acceso a la propiedad de una vivienda digna

1.- Se hará un censo de las viviendas; y se implementará un vasto programa de construcción de viviendas sociales en todo el territorio, a las que accederán personas con vivienda precaria (véase sección Política Social: Vivienda Social)

2.- Se facilitará el acceso de las personas a la propiedad de la vivienda y uso de una vivienda digna, ya sea construida o terminada, ya sea otorgando subvenciones a las personas o familias en la adquisición de materiales de construcción.

3.- Elaborar y ejecutar un plan para la reparación de todos los edificios públicos, y la construcción de nuevos, fundamentalmente para el aumento de plazas escolares y hospitalarias. Otorgar subvenciones para la reparación de edificios privados de los núcleos urbanos;

4.- Crear un Banco Hipotecario y otras instituciones financieras especializadas que canalicen estas facilidades, así como impulsar la creación  de Cooperativas de financiación inmobiliaria, para financiar la adquisición y construcción de viviendas y/o de materiales,

Medidas legislativas.

5.- Modificar las leyes para una correcta determinación de la propiedad y de los usos del suelo y de la propiedad  de los bienes inmuebles. Actualizar y reformar el Registro de la Propiedad para garantizar estos derechos y contribuir al mismo tiempo a la seguridad jurídica, simplificando los mecanismos de acceso a dicha propiedad. El registro de la propiedad de las tierras a favor de las comunidades que vienen residiendo y usando de ellas será automático y de oficio. Se devolverá las tierras que por cualquier razón les hayan sido usurpadas por el mal gobierno. Donde esto no sea posible, se compromete a pagar una indemnización.

6.- Clasificar el suelo en urbano, rústico, forestal, y establecer las características y límites de cada tipo y los mecanismos de clasificación y de reclasificación;

7.- Establecer un catastro, es decir un inventario de todas las fincas rústicas y urbanas, con su correspondiente dotación en planos. Para su gestión, racionalización y seguimiento se creará un Instituto Nacional del Suelo y Catastro.

8.- Definir las competencias de la Administración del Estado y las de Ayuntamientos en materia de suelo, catastro, propiedad inmobiliaria, y de urbanismo (infraestructura, promoción inmobiliaria, ordenanzas). Devolver el patrimonio inmobiliario urbano a los Ayuntamientos, y otorgar a los mismos preferencia en la participación pública en empresas de servicios urbanos (eléctricas, agua, recogida de basuras, trasporte urbano, mercados, etc.)

9.- Racionalizar e incentivar la inversión de las empresas en promoción de la construcción, rehabilitación, etc. de edificios, así como en la fabricación, extracción y/o transformación de los materiales de construcción. La participación pública en las mismas será preferentemente de los Ayuntamientos. Así mismo se animará a la creación de cooperativas de promoción inmobiliaria.

Desarrollo urbano

10.- Ejecución y/o reparación da la infraestructura: calles, aceras, redes de suministro, saneamiento;

11.- Dotar a Guinea Ecuatorial del marco legal de Ordenación urbana y territorial que establecerán la líneas maestras de la estructura de las ciudades y pueblos, permita el buen desarrollo de los mismos y fije las líneas de su crecimiento y las condiciones de creación de nuevas aglomeraciones.

12.- Crear un Consejo Nacional de Ordenación Territorial y Urbana, que asista a las instituciones públicas, tanto nacionales como municipales en materia de urbanismo y ordenación territorial.

13.- Elaborar y poner en marcha Planes Generales de Urbanización para Malabo, Bata y todas las capitales de distrito y poblaciones de más de 3000 habitantes. Estos supondrían: la reordenación de los mismos, adecuando las construcciones, creando plazas, paseos y parques, y la proyección de áreas de ensanche.  Elaboración de Planes Directores para poblados. Los poblados se reestructurarán en función del mismo.

D.II.- INFRAESTRUCTURAS DE TRASPORTES:

La estructura geográfica de Guinea Ecuatorial con una parte continental y varias islas, hace del transporte un elemento de especial importancia. Un adecuado desarrollo y funcionamiento de los trasportes de todos los tipos, es una de las bases necesaria para el desarrollo de la actividad económica, ya que permite la fácil circulación de bienes y personas. Por otro lado es un elemento de vertebración territorial, puesto que permita la fácil comunicación de los diferentes territorios de que se compone el país. Finalmente la facilidad de desplazamiento de personas facilita los contactos entre los pueblos que habitan Guinea Ecuatorial favoreciendo su integración.

Pero un buen desarrollo de los trasportes en Guinea Ecuatorial, también debe tener implicaciones positivas a nivel de la subregión: Una parte importante de territorios de países de la CEMAC (Noreste de Gabon y Congo, Centroáfrica), tiene una mayor proximidad con el mar desde Guinea Ecuatorial, por lo que  estos países podrían beneficiarse de un buen desarrollo de los transportes en Guinea Ecuatorial.

En los últimos años el gobierno de Obiang ha emprendido la construcción de carreteras en el territorio del ámbito nacional. Así como la de aeropuertos y puertos. Todos estos elementos adolecen de fallos importantes: las carreteras son estrechas, con trazados con poca mejora; las terminales de los aeropuertos son pequeñas, los puertos están aún en construcción. . Por otro lado, no se pone en píe un servicio adecuado de mantenimiento, lo que da como resultado que muchas carreteras van desgastándose progresivamente al poco tiempo de su construcción. Todo ello hace pensar que las obras de infraestructuras que se realizan sólo sirven para justificar la ingente cantidad de dinero que malgastan y distraen para beneficio propio.

Y en cuanto al servicio, se carece en al país de servicios adecuados de transporte: en el terrestre sólo algunas pocas líneas tiene servicios menos malos; en el aéreo y marítimo, los enlaces se limitan a Bata y Malabo, siendo costosos e irregulares.

Teniendo en cuanta las ventajas que un buen servicio de trasporte aporta al país,  CPDS y yo situamos en un lugar destacado, la necesidad de un buen desarrollo de los transportes en Guinea Ecuatorial, para lo cual se debe mejorar la construcción de las infraestructuras así como organizar servicios adecuados de trasporte terrestre, marítimo, aéreo.

Las acciones que me propongo emprender en este campo son estas:

D.II.I.- Carreteras

1.- Clasificar las carreteras, siguiendo el código internacional, en carreteras nacionales, provinciales y municipales, y reconstruirlas adaptando sus características a su categoría.

2.- Reconstruir las carreteras mejorando su trazado adecuando sus dimensiones a su categoría, y asegurando la comunicación de cualquier aglomeración con los núcleos cercanos.

3.- Poner en pié unidades de mantenimiento, corresponsabilizando  mediante disposiciones administrativas claras, a las respectivas autoridades en el mantenimiento y la construcción de la infraestructura vial. Una medida que ha dado buenos resultados en otros países con características similares a las nuestras, es la de crear pequeñas empresas de construcción vial, en distintas partes del país, para encargarse, cada una de su zona, del mantenimiento de las carreteras. Esta posibilidad reduce la inversión pública y anula la parálisis debida a la regulación y rigidez de la administración.

4.- Crear el Instituto Nacional de Carreteras, órgano asesor del Gobierno sobre políticas de infraestructura vial, compuesto por representantes cualificados y relevantes del sector.

D.II.II.- Puertos

1.- Revisar los proyectos actuales de ampliación y de construcción de los puertos de Malabo, Luba, Bata, Kogo, y estudiar si se adaptan a las ambiciones expresadas. En su caso ampliarlos.

2.- Crear Organismos de gestión de cada puerto y otro Organismo Coordinador de los anteriores estableciendo mecanismos para una gestión trasparente y eficiente de los mismos.

3.- Actualizar los numerosos estudios existentes sobre el desarrollo de los puertos de Guinea Ecuatorial, con el fin de proponer a los órganos de decisión las acciones a emprender a corto, mediano y largo plazo;

4.- Introducir en los programas de formación de los centros existentes o crear centros especiales, en colaboración con la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Asociación Internacional de Puertos (AIP) para la formación del personal correspondiente. Pues, el personal de la administración marítima y el de los puertos requiere avances que se producen en esta industria.

D.II.III.- Aeropuertos

1.- Revisar los proyectos actuales de ampliación y de construcción de los aeropuertos de Malabo, Bata, Mongomeyen, y estudiar si se adaptan a las ambiciones expresadas. En su caso ampliarlos.

2.- Construir aeropuertos auxiliares en las proximidades de Malabo y de Bata, para acoger los servicios en caso de emergencia 

3.- Dotar a los aeropuertos de la infraestructura necesaria y bien adaptada, de manera que los terminales de pasajeros reflejen el carácter acogedor y pacífico del pueblo de Guinea Ecuatorial. Los aeropuertos requieren una atención especial, pues como se ha dicho muchas veces y en cara al exterior del país, es lo primero que ve el extranjero a su llegada;

 

D.III.- TRANSPORTES

D.III.I.- Transporte por carretera

1.- Fomentar la creación de empresas mixtas de transporte por carretera, especializándolas en trasporte de personas, trasporte de ganado y trasporte de mercancía.

2.- Establecer mecanismos en los servicios de trasporte de personas que garanticen el desplazamiento con seguridad de las personas desde cualquier población.

3.- Especializar el trasporte de mercancías según tipo y características de las mismas.

5.- Mejorar la capacitación de los conductores de automóviles y extremando el rigor en la obtención de los permisos de conducir. Para ello se promoverá la creación de Auto-Escuelas y la puesta en píe de una autoridad nacional para el otorgamiento y homologación de carnés y títulos sobre vehículos mecánicos.

D.III.II.- El Transporte Urbano

1.- Crear una Empresa Nacional de Transporte (ENAT), con secciones en las ciudades a modo de Empresas Municipales de transportes, con la capacidad para garantizar un transporte interurbano y urbano en condiciones dignas.

3.- Racionalizar el servicio de taxis y minibuses, para que sirven de auxiliares eficientes al trasporte urbano. Se fomentará la organización de cooperativas y asociaciones de taxis y minibuses, para establecer condiciones viables de explotación, concediéndoles ayudas en las condiciones de adquisición de coches y combustible, en la creación de talleres propios de mantenimiento y en la importación de repuestos.

D.III.III.- El transporte marítimo

1.- Organizar una Compañía Marítima Nacional, encargada de explotar las líneas marítimas internas y de cabotaje: Malabo-Port-Gentil-Duala-Bata-Saotomé-Annobón. Para las líneas trasatlánticas: Malabo-Bata-España, esta compañía marítima aprovechará  la contratación de espacios en barcos extranjeros que pasan por Guinea Ecuatorial.

2.- La Compañía organizará un servicio de Ferrys que enlace diariamente Malabo y Bata. Y, con una periodicidad adecuada, enlazará ambas ciudades con Corisco, Annobón Elobeyes

D.III.IV.- Transporte aéreo

1.- Reforzar a la Compañía Aérea Nacional, con inyección de capital y medidas de acompañamiento para dotarlas de la capacidad necesaria para garantizar el enlace con seguridad entre las diferentes ciudades del país.

2.- Estrechar las relaciones con la Agencia para la Seguridad a la Navegación en África y Madagascar (ASECNA), la OACI y la Asociación Internacional de Transportistas Aéreos (IATA)  y establecer un centro nacional de homologación de títulos y licencias aeronáuticas, para afrontar el problema de la formación del personal.

D.IV.- ENERGÍA Y ELECTRICIDAD

La energía es lo que mueve las economías modernas. En ese sentido, la energía eléctrica ocupa un lugar destacado. Además del desinterés por la industrialización de Guinea Ecuatorial por parte del régimen del PDGE, la insuficiencia de energía eléctrica en el país, incluyendo la capital, Malabo, reflejado en frecuentes apagones, ha constituido un freno importante al establecimiento y desarrollo de la industria manufacturera, debido a los resultantes elevados costes de energía, ya que las empresas tienen que dotarse de generadores propios, y el hecho de que Guinea Ecuatorial, a pesar de la existencia de tres centrales hidroeléctricas, todavía en gran medida de las energía térmica, sobre todo en la época seca. El otro problema importante consiste en el hecho de que sólo poco más de la electricidad producida se factura, debido a los bajos ingresos de la población frente a los elevados precios de la electricidad, el privilegio de que gozan los hombres del régimen de no pagar los servicios, incluyendo la electricidad, lo que por efecto demostración, se contagia al resto de la población.

El origen de los problemas identificados está en la estructura de gestión, que corre a cargo de SEGESA, que empezó operando sólo en la región insular, pero que absorbió ENERGE y está operando en todo el territorio nacional (se ha dotado a las cabeceras de distritos de grupos electrógenos). Pues, se trata de una empresa que, al estar dirigida por un Consejo de Administración con funciones ejecutivas, e integrada por miembros del gobierno en la mayoría de los casos, funciona como la misma Administración pública, reflejando todas las lacras que afectan a esta, a saber: el nepotismo en el reclutamiento del personal y en su promoción, la politización, la ausencia de criterios de eficiencia, etc.

Por otro lado se ha emprendido la construcción de una central hidroeléctrica en los saltos de Djilóho. Proyecto empezado hace tiempo; pero hasta ahora no hay otra empresas o empresas construyendo el tendido. Ni hay noticias de que se esté formando el personal adecuado para su manejo y mantenimiento.

En el aspecto de consume de energía, merece especial mención la carencia de gas butano para uso doméstico sobre todo en la ciudad de Bata (y en toda la región continental), cosa increíble en un país que es uno de los principales productores de gas de África.

Para dotar al país de la importante fuente de energía que es la electricidad, CPDS se propone realizar las siguientes acciones:

1.- Garantizar al menos 12 horas de suministro de energía eléctrica en todas las cabeceras de distrito, mejorando la gestión de la actual suministradora. Hacer estudios para la construcción de pequeñas centrales hidroeléctricas en las proximidades de las cabeceras de distrito, para en un futuro próximo garantizar el suministro permanente de electricidad a los habitantes de los mismos y poblados cercanos.

2.- Descentralizar la gestión del suministro de la electricidad, corresponsabilizando a los municipios: Se les apoyará en la organización de las empresas o de los departamentos que se ocuparían de esta responsabilidad, dependiendo de la modalidad que adopte cada municipio.

3.- Revisar el proyecto de Djiblóho y en su caso impulsar su construcción y la construcción del tendido.

4.- Formular una Política Energética Nacional para apoyar la industrialización y expandir la utilización de la energía eléctrica en los hogares del país. En ella se contemplará la electrificación del país;

5.- Liberalizar la importación y distribución de combustible con e fin de fomentar la competencia y bajar los precios de los carburantes. El efecto de esta medida se sentirá en todos los sectores de la economía nacional;

6.- Garantizar el suministro de gas butano, creando una empresa de distribución cuy servicios se extiendan por todo el país.

7.- Llevar a cabo una campaña de sensibilización para crear en el ciudadano el hábito, ya perdido, de pagar los servicios públicos, entre ellos la electricidad.

D.V.- TELECOMUNICACIONES.

Las oportunidades que para el desarrollo socioeconómico ofrecen las telecomunicaciones  y las nuevas tecnologías de transmisión de informaciones, en forma de la posibilidad de acceso a un gran abanico de informaciones  y al conocimiento, hacen de ellas una infraestructura económica de primer orden en el mundo actual.  

Estas oportunidades no están siendo suficientemente aprovechadas en Guinea Ecuatorial, por un desarrollo deficiente de las infraestructuras de transmisión automática de informaciones: la señal de la radio y televisión sólo alcanza Malabo y Bata y alguna otra población cercana; La señal de la telefonía móvil cubre difícilmente el 30 % del territorio habitado. La extensión de la telefonía fija en localidades diferentes a Bata y Malabo está siendo muy lenta. El acceso a la televisión por satélite es bastante costoso y complicado por las deficiencias en el suministro de electricidad.

Sin embargo, la posibilidad de acceder a informaciones de: las instituciones de enseñanza, del conocimiento y de la investigación, los eventos científicos, culturales, deportivos; de instituciones y actuaciones gubernamentales de todas formas y latitudes; de instituciones no gubernamentales; de personalidades, instituciones financieras, fábricas, comercios; de mantener comunicaciones personales e institucionales, marketing, y un largísimo etcétera, hacen que un uso adecuado de las nuevas tecnologías de la comunicación, pueda atajar el camino que lleva al desarrollo.

Con estas ideas considero imprescindible una mejora sensible en el desarrollo de las infraestructuras de telecomunicación tomando la siguientes medidas:

 

 1.- Construir estratégicamente suficientes torres que puedan portar antenas repetidoras de las señales de radio y televisión, de suerte que puedan ser captadas desde cualquier población de Guinea Ecuatorial.  

2.- Acelerar la instalación de la telefonía fija en las cabeceras de distrito, para posibilitar el uso de Internet en las mismas 

3.- Liberalizar el sector para mejorar la competitividad y abaratar el servicio. 

4.- Estudiar la posibilidad y en su caso conectarse a la fibra óptica, para mejorar la velocidad del acceso a internet. 

 

Ω.- CONCLUSIÓN

Este programa que, con el partido que tengo el honor de dirigir, presentamos a los ciudadanos guineoecuatorianos está a la medida de las ambiciones que Convergencia Para la Democracia Social y yo tenemos para con el pueblo de Guinea Ecuatorial. El pueblo de Guinea Ecuatorial, al haber sufrido tanto del desgobierno y saqueo de sus riquezas, y de la opresión, parece haberse resignado a que la situación de Guinea no tiene solución. Por eso muchos se preguntan porqué nos presentamos a estas elecciones que se saben fraudulentas de antemano. 

Nos presentamos, precisamente porque nosotros creemos que Guinea Ecuatorial sí que tiene solución. Y las medidas que presentamos no sólo se pueden poner en práctica, sino que se pueden implementar con muchísima facilidad teniendo en cuenta que Guinea Ecuatorial tiene inmensos recursos y que sólo hace falta la voluntad política y un poco de imaginación para hacer que el pueblo entero, sin exclusiones, alcance niveles de bienestar acorde al nivel de dichos recursos.  

El trabajo que hemos hecho en pro de la democratización, el riesgo que hemos tomado para ello, avalan nuestro compromiso, determinación y decidida voluntad política en el sentido expresado en el párrafo anterior. 

Y este trabajo desarrollado es fruto de nuestras ideas. Y el hecho de que gracias a la implementación de nuestras ideas en nuestro posicionamiento político seamos la referencia política de este proceso, certifica que la puesta en práctica de nuestras ideas para concluirlo y poner en píe un estado de derecho, puede devolver a los guineanos la dignidad, el bienestar y sobre todo la libertad que se merecen como cualquier otro pueblo del mundo.

Pero para conseguirlo, es importante que se impliquen muchas más personas; los ciudadanos, no teniendo miedo a votar lo que quieren, y los del régimen no obstaculizando a las gentes a ejercer su libertad de voto: el estado de derecho da más garantías; y tanta riqueza acumulada bajo la injusticia, también puede malograrse por la misma injusticia del mismo régimen◊●

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias