NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HOJAS  INFORMATIVAS

 

7 de noviembre de 2009

CPDS  CONVERGENCIA PARA LA DEMOCRACIA SOCIAL DE GUINEA ECUATORIAL

Calle Tres de Agosto N° 72, 2°-1ª Apdo 441  Malabo – Guinea Ecuatorial.  Tel/Fax:  00 240 09 20 13
E-mail: cpdsge@hotmail.com    web: www.cpds-gq.org  

Órgano:  Secretaría General 

Referencia: Carta abierta al Presidente Obama, EP2009 pma/mw04

 

        Malabo, 05 de noviembre de 2009 

 

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE LOS

ESTADOS UNIDOS DE AMERICA, BARACK OBAMA 

del Secretario General  y candidato presidencial de Convergencia para la Democracia Social de Guinea Ecuatorial, PLACIDO MICÓ ABOGO, con motivo de la convocatoria de elecciones presidenciales el 29 de noviembre de 2009 

 

   Señor Presidente,  

   El próximo 29 de noviembre de 2009 se celebrarán en Guinea Ecuatorial nuevas elecciones a la Presidencia de la República, treinta años después de la toma del poder por el entonces teniente coronel Teodoro Obiang Nguema mediante golpe de estado a su tío Macías Nguema. Es la tercera elección presidencial desde 1992, año de inicio en nuestro país de las reformas institucionales que, se supone, hubieran debido acabar formalmente con el régimen de partido único imperante hasta entonces.  

   Sin embargo, desde entonces, las condiciones políticas y sociales de la mayoría de los guineanos no han cambiado mucho. El Señor Obiang Nguema se mantiene en el poder gracias al fraude sistemático en las elecciones, donde su partido, el gobernante Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), se declara siempre vencedor con el 99% de los votos.  

   Los partidos de la oposición surgidos de aquellas reformas de 1992, han sufrido una política sistemática de hostigamiento que ha incluido encarcelamientos, tortura, negación de empleo, aislamiento social, etc., hasta que han sido fagocitados en su casi totalidad por el PDGE. El comportamiento de este régimen es el de un movimiento de retorno hacia el partido único, como antaño lo fuera el PUNT (Partido Unico Nacional de Trabajadores) de su tío Macías. 

   En Guinea Ecuatorial, las condiciones de vida de la población, en términos de salubridad, educación, vivienda, mortalidad infantil, esperanza de vida, siguen siendo deplorables. Y ello, a pesar de las enormes riquezas en petróleo y gas descubiertas bajo las aguas del país en los años noventa, y cuya explotación ha convertido a Guinea Ecuatorial en el tercer productor de crudo del Africa subsahariana. Este petróleo sólo ha servido para reforzar y enriquecer ilegalmente a aquellos que ocupan el poder y que se ven cada vez más libres de las presiones internacionales que caracterizaron el fin de la Guerra Fría. No quisiéramos creer que, por intereses económicos, y quizás por la pequeñez geográfica del país, la comunidad internacional pase por alto los graves atropellos que se cometen en Guinea Ecuatorial y muestre desinterés por la buena gobernabilidad, la democracia y el respeto a los derechos humanos. 

   En estas condiciones, y a pesar de todos los obstáculos erigidos por el régimen en el poder, CPDS, que siempre ha mantenido su política de oposición a favor de la democracia y el respeto de los derechos y libertades fundamentales, ha decidido volver a presentar un candidato a las elecciones presidenciales de este año. Para nosotros, estas elecciones son un episodio más en el largo camino recorrido desde hace casi 20 años luchando pacíficamente a favor de la instauración de un Estado de derecho en Guinea Ecuatorial. Y una nueva ocasión para que los ciudadanos, a menudo atenazados por el miedo, el desánimo y la resignación, puedan transmitir a los gobernantes y a la comunidad internacional sus deseos de cambio político y mejora de las condiciones de vida del país. 

   Señor Presidente, nos estamos dirigiendo hacia unas elecciones presidenciales cuya organización ha empezado con un censo realizado unilateralmente por el gobierno y viciado, que no ha sido expuesto al público, preludio inequívoco de fraude; unas elecciones en las que los medios de comunicación del estado están siendo ya monopolizados por el partido gobernante y su candidato, el Señor Obiang Nguema, sin espacio para la oposición; unas elecciones en las que el voto, controlado por militares previamente instruidos, será, como en ocasiones anteriores, público; unas elecciones en las que el poder está exigiendo cotizaciones millonarias a todos los empresarios y personas que sacan provecho de la corrupción imperante; unas elecciones organizadas por una Junta Electoral Nacional compuesta solamente por miembros del partido en el poder, el PDGE, y presidida por el Ministro de Interior del candidato Obiang Nguema; unas elecciones que, es de prever, se desarrollarán sin una observación internacional creíble y con graves restricciones a la presencia de una prensa internacional libre, como ha ocurrido en anteriores comicios. Señor Presidente, una vez más, nos estamos dirigiendo hacia unas elecciones que difícilmente podrán ser transparentes. 

   Los militantes por la democracia y las libertades en África sabemos que, desde hace un año, tenemos en la Casa Blanca un Presidente profundamente convencido de los valores universales de los derechos y las libertades de los pueblos, y de la necesidad de gobiernos responsables para que el continente salga finalmente de las dinámicas de poderes totalitarios y nepotistas que engendran corrupción y pobreza. Su mensaje en Accra así lo expresó sin ambigüedades. Por otra parte, la influencia de su país en Guinea Ecuatorial es determinante, pues las principales empresas petrolíferas que operan en nuestro país son americanas. En este sentido, lo que ocurre en Guinea Ecuatorial está directamente relacionado con los Estados Unidos de América. 

   Treinta años de poder son muchos años. En Guinea Ecuatorial hay otras realidades, hay otras personas capaces de gobernar, y gobernar de manera diferente. Los guineanos necesitamos verdaderos cambios políticos, y esta es una excelente ocasión para imprimir los cambios que necesita el país. Para ello, debe haber una Comisión Electoral Independiente; la oposición debe tener la posibilidad de expresarse libremente durante y después de la campaña a través de los medios del Estado y los suyos propios cuando se le permitiera disponer de ellos. Y decimos eso, pensando en nuestra emisora de radio, “Onda Libre”, secuestrada por el poder. Una observación internacional creíble debería supervisar las elecciones. 

   Por todo ello, solicitamos su apoyo personal y el de los Estados Unidos de América para que estas elecciones marquen un futuro diferente para Guinea Ecuatorial, un futuro de mayores libertades, de mayor pluralidad política y mejor reparto de las riquezas; para que en esta ocasión, los guineanos tengan la posibilidad de elegir libremente al presidente que mejor les convenga. 

   En esta espera, acepte, Señor Presidente, la expresión de mis sentimientos sinceros y respetuosos. 

 

                                 Plácido Micó Abogo

              Candidato de CPDS a la elección presidencial

 

La Junta Electoral Nacional mantiene el secuestro de las listas electorales

   El Ministro del Interior y Presidente de la Junta Electoral Nacional, cargos incompatibles en cualquier país del mundo, anunció ayer el supuesto número de electores para los comicios del próximo día 29 (291.000 según sus palabras, nunca fiables), pero se mostró dispuesto a mantener el secuestro de las listas electorales que no han sido expuestas, ni sometidas a posibles correcciones por parte de los electores. Clemente Engonga Nguema Onguene hizo este anuncio en una entrevista "controlada" en la página del "Ministerio de Información de Guinea Ecuatorial" (en realidad Aparato de Propaganda del Partido Único) que, como viene sucediendo en los últimos tiempos, fue reproducida en lo esencial por la agencia oficial española EFE, convertida en mero amplificador de la propaganda del régimen ecuatoguineano. Es la segunda vez en pocos meses que desde instancias oficiales españolas se apoya la propaganda del dictador Teodoro Obiang Nguema. A lo largo del mes de septiembre la Cadena Internacional de TVE emitió durante más de veinte días un spot publicitario (de pésima calidad) destinado a resaltar las "maravillas" del régimen ecuatoguineano, ahora, la agencia EFE hace lo mismo...

 

Tímido comienzo de la campaña electoral

   La campaña electoral ha tenido un tímido comienzo tanto en Malabo como en Bata. Es escasa la presencia de carteles de los candidatos, incluso de cartelería del Partido Único. "En Bata todo sucede como en un día normal, parece como si la precipitación de la convocatoria hubiera cogido por sorpresa incluso al partido de Obiang. Sus militantes van pegando un cartel tamaño A-2 muy poco vistoso. Nada comparable desde luego con otras campañas. Desde CPDS nos haremos notar a partir de mañana en la capital y a partir del martes en más sitios, esperamos responder satisfactoriamente al desafío que todo esto supone". En Malabo la impresión es similar: "En CPDS no hemos empezado todavía y por parte del PDGE sólo dan música y han han pegado algunos carteles". Las campañas del Partido Único son cada vez más escasas en cuanto a "contenido político" se refiere. Todo se basa en el culto a la figura del dictador, música, reparto de cerveza y de alimentos recibidos en buena parte de alguna "cooperación" exterior.

   La agencia France Press ha publicado el despacho siguiente: "La campaña para la elecciones presidenciales a una vuelta que tendrán lugar el 29 de noviembre en Guinea Ecuatorial y a la que se presentan cinco candidatos, entre ellos el presidente saliente Teodoro Obiang ha comenzado tímidamente el jueves.

   Solo unos pocos carteles y banderolas se exibieron en Malabo para un mitin organizado por el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE) que ha designado candidato a Obiang Nguema, en el poder desde hace 30 años, ha comprobado un periodista de AFP.

   Los otros cuatro candidatos, los opositores Placido Mico Abogo (Convergencia para la Democracia Social), Carmelo Mba Bacale (Acción Popular de Guinea Ecuatorial), Achivaldo Montero (Unión Popular) Y Buenaventura Monsuy Asumu (Partido de la Coalición Social Demócrata) no se han hecho todavía visible.

   La campaña electoral debe acabar el 27 de noviembre. No se sabe todavía el número de electores convocados a las urnas.

   En las últimas elecciones, organizadas en diciembre de 2002, estaban inscritos algo más de 215.000 electores. La votación habría sido ganada, según los datos oficiales, por Obiang Nguema con el 97,1% de los votos frente a otros cuatro candidatos.

   El 16 de octubre, Placido Mico Abogo manifestó en unas declaraciones a AFP que los plazos marcados en el calendario electoral eran cortos, atribuyendo al partido presidencial la intención de preparar unas elecciones "irregulares".

   Obiang Nguema dirige Guinea Ecuatorial con mano de hierro desde el golpe de Estado de 1979, tras el cual hizo fusilar a Francisco Macias Nguema, tío suyo y primer presidente de esta antigua colonia española.

   El país se ha convertido en los últimos años en el tercer productor de petróleo del África subsahariana pero la gran mayoría de sus habitantes siguen viviendo en las más extrema pobreza".

   http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5jNP8jLZ29zxcTdK2Odw3HWbQ0nQg

 

   A: En el día de ayer, un día después de la publicación del despacho de AFP que hemos reproducido, la "Junta Electoral Nacional" anunció sin posible contraste, dado que las listas electorales no se han hecho públicas que el número de electores será "de 291.000, un ligero aumento en comparación con las elecciones de 2002, con 271.619 electores". Las cifras de AFP, como se ve, son otras...

 

Avelino Mocache en la Cadena África 24

   El pasado día 5 la cadena ÁFRICA 24, con sede en París y propiedad del dictador ecuatoguineano, grabó una larga entrevista a Avelino Mocache (APGE) en su domicilio y en la sede de su partido. Según los periodistas que participaron en la entrevista se emitirá el próximo lunes día 9.

   La situación interna de APGE sigue sin encontrar solución. Carmelo Mba Bacale, animado por el ministro del Interior, Clemente Engonga, sigue intentando reproducir algunas de las situaciones ya conocidas en la pasada crisis de UP, otra formación opositora a la que el ministro intentó durante mucho tiempo conducir al desastre. En los últimos días, Carmelo, ha presentado denuncias contra Mocache por "usurpación de funciones" y ha solicitado de las autoridades el encarcelamiento del dirigente democristiano (su único objetivo político conocido en los últimos tiempos). Carmelo había sido denunciado a su vez por miembros de la corriente democrática de su partido por incumplimiento de los estatutos y la sentencia, que iba a publicarse, hace unas semanas fue paralizada por advertencias directas del ministro. Carmelo Mba Bacale se negó a comparecer ante el Juzgado nº 1 de Litoral durante la tramitación del sumario llegando a ser declarado "en rebeldía". Ahora, con independencia de todos estos antecedentes, ha sido admitido como "candidato" en las elecciones del día 29 e incluso algunos medios pretenden presentarlo como "opositor" a Obiang. Mba Bacale quiere justificar su candidatura uniendo a ella a un grupo de simpatizantes de Malabo que le exigen una parte de los 300 millones de francos CFA que ha recibido de la administración.

   La corriente democrática de APGE celebrará una reunión el próximo domingo para establecer su posición ante las elecciones del día 29.

 

La carta de Plácido Micó a Obama en la agencia Europa Press

   "MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -    El candidato opositor ecuatoguineano Plácido Micó ha solicitado el "apoyo personal" del presidente estadounidense Barack Obama para garantizar el legítimo desarrollo de los comicios presidenciales del próximo 29 de noviembre en el país africano.

   En la misiva, Micó, candidato por el partido Convergencia para la Democracia Social de Guinea Ecuatorial (CPDS), criticó al actual presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, el cual lleva 30 años en el poder "gracias al fraude sistemático en las elecciones" donde su partido, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), "se declara siempre vencedor con el 99% de los votos".

   Micó denunció igualmente ante Obama una "política sistemática de hostigamiento" contra los partidos de oposición y que comprende "encarcelamientos, tortura, negación de empleo, aislamiento social, etcétera, hasta que han sido fagocitados en su casi totalidad por el PDGE".

   De igual modo, el candidato opositor lamenta las "deplorables" condiciones de vida de la población ecuatoguineana "en términos de salubridad, educación, vivienda, mortalidad infantil, esperanza de vida, a pesar de las enormes riquezas en petróleo y gas descubiertas bajo las aguas del país en los años noventa".

   "Este petróleo sólo ha servido para reforzar y enriquecer ilegalmente a aquellos que ocupan el poder y que se ven cada vez más libres de las presiones internacionales que caracterizaron el fin de la Guerra Fría", apuntó Micó.

   El candidato advierte de que la preparación de los comicios del día 29 ya ha sido manipulada por el Gobierno ecuatoguineano "con un censo realizado unilateralmente" en lo que es, a su juicio, un "preludio inequívoco de fraude" junto con el "monopolio" de los medios de comunicación del que goza el partido de Obiang Nguema. "Unas elecciones que, es de prever, se desarrollarán sin una observación internacional creíble y con graves restricciones a la presencia de una prensa internacional libre, como ha ocurrido en anteriores comicios", lamentó.

   Micó apela al convencimiento "sin ambigüedades" en "los valores universales de los derechos y las libertades de los pueblos" declarado por Obama en su discurso de Accra (Ghana) y a la influencia económica estadounidense para fomentar "verdaderos cambios políticos", aprovechando la "excelente ocasión" que se presenta con estas elecciones.

   "Por todo ello, solicitamos su apoyo personal y el de los Estados Unidos de América para que estas elecciones marquen un futuro diferente para Guinea Ecuatorial, un futuro de mayores libertades, de mayor pluralidad política y mejor reparto de las riquezas; para que en esta ocasión, los guineanos tengan la posibilidad de elegir libremente al presidente que mejor les convenga", concluyó el candidato".

 

"La liberación sorpresa de un perro de la guerra en Malabo"

Jean-Philippe Rémy (*), diario Le Monde, 7 de noviembre 2009

   "Por haber sido uno de los principales organizadores de un intento de golpe de Estado en Guinea Ecuatorial, Simon Mann,  ex-comandante de las fuerzas especiales británicas reconvertido en hombre de negocios y mercenario, debería pudrirse durante treinta y cuatro años en una de las prisiones más duras de África, la de Black Beach, en Malabo. Tras quince meses de detención en Guinea Ecuatorial, el antiguo perro de la guerra de origen británico ha vuelto, demacrado, a Gran Bretaña, el miércoles 4 de noviembre. La víspera, aquel al que quiso derrocar, el presidente Teodoro Obiang Nguema, le había concedido su "perdón total por razones humanitarias".

   Esta puesta en libertad tiene poco que ver con la clemencia. Ha sido negociada "durante meses" con África del Sur según una fuente cercana a la presidencia surafricana. Se produce en el momento preciso en el que Jacob Zuma se disponía a visitar Guinea Ecuatorial. Tras su llegada al poder, el nuevo presidente surafricano ha construido una diplomacia regional que concede una notable importancia a las cuestiones relacionadas con el aprovisionamiento energético de su país. Después de Angola, en el mes de agosto, llega ahora el turno de Guinea Ecuatorial, tercer productor de bruto del continente y muy pronto exportador de gas, para una visita en la que deberá firmar varios contratos en el sector de la energía. 

   Esta dimensión económica no explica sola el interés desplegado por Pretoria para liberar al británico Simon Mann. Ciertamente, hasta la fecha del perdón presidencial, cuatro surafricanos languidecían también en prisión al lado de Simon Mann. Jacob Zuma puede enorgullecerse de haber conseguido su libertad. Entre ellos está Nick du Toit, que comandaba el grupo de mercenarios encargado de preparar el terreno en Malabo para tomar el poder. Simon Mann, columna vertebral de la fracasada operación, debía durante la noche del 7 de marzo de 2004, cargar una partida de armas en el aeropuerto de Harare, en Zimbabwe, a bordo de un Boeing 727 con 67 soldados de fortuna, para volar a Malabo y tomar el poder antes de confiárselo al opositor ecuatoguineano Severo Moto, exilado en España.

   Patrocinadores, atraídos por la perspectiva de tener a su alcance los recurso ecuatoguineanos (dos millones de barriles de petróleo en reservas), habrían facilitado la tarea, apoyados por conexiones con medios políticos en España y en Gran Bretaña. Si la realidad del intento de golpe es innegable, las piezas de la conspiración política, así como las posibles implicaciones de compañías petroleras, se desconocen todavía. 

   Según fuentes fiables, la puesta en libertad de Simon Mann está en relación con la prosecución de las investigaciones sobre la tentativa de golpe de Estado. Ofrece también al presidente ecuatoguineano una oportunidad, rara, de mostrarse indulgente ante las peticiones de África del Sur.

   Pretoria jugó un papel clave en el fracaso de la intentona de golpe, informando a las capitales afectadas sobre los detalles de la operación cuyo secreto había sido mal guardado. España, Gran Bretaña y los Estados Unidos, advertidos previamente, no habían reaccionado, quizás seducidos por la idea de ver como caía Teodoro Obiang Nguema. A la cabeza de uno de los regímenes más implacables del continente, había ocupado el poder hacía treinta años derrocando a su tío que sería fusilado inmediatamente. El 29 de noviembre Guinea Ecuatorial debe llevar a cabo elecciones. En 2002 el presidente fue elegido con el 97,1 % de los votos. 

   Puesto en libertad, el "Capitan F" no da por concluida, sin embargo, su aventura ecuatoguineana. Descendiente de prosperos fabricantes de cerveza  británicos, ha llevado el uniforme escolar de la [ gentry ] nobleza británica en Eton, antes de incorporarse a Sandhurst, la gran academia militar, y de hacer carrera en las fuerzas especiales, las SAS. De regreso a la vida civil, Simon Mann se aburría. Se dedicó a los negocios y participó en el desarrollo de las empresas de seguridad creadas sobre los restos del ejército surafricano del apartheid,  mezclando intervenciones de mercenarios e intereses mineros. 

   Hizo dinero. Actuó en una película en 2002, antes del traspiés de Harare donde pasó cuatro años en prisión antes de ser extraditado a Guinea Ecuatorial y su cárcel-pudridero. 

   En Malabo hizo declaraciones durante su proceso. Dio sobre todo, en primer lugar, informaciones relativas a Severo Moto. El opositor ecuatoguineano disfrutaba de estatuto de refugiado político en España desde 1986. Se le empezó a molestar a partir de marzo de 2008, un mes después de la extradición  de Simon Mann. Según Lucie Bourthoumieux, una de las abogadas entonces de Guinea Ecuatorial "el motivo por el que cambió la situación legal de Severo Moto en España fueron las informaciones proporcionadas por Simon Mann".

   Para conseguir su puesta en libertad, Simon Mann habría proporcionado a las autoridades ecuatoguineanas otras informaciones sobre los patrocinadores de la intentona de golpe de Estado, especialmente sobre sus financiadores, hasta ahora anónimos. Según una fuente cercana al dossier, "Simon Mann, es un duro, un verdadero perro de la guerra. Sobre Moto cantó muy pronto en Malabo, pero para ser puesto en libertad le ha hecho falta dar informaciones sobre dos personas implicados en el dossier". Estas dos personas son Mark Thatcher, el hijo de la antigua primra ministra británica, y el hombre de negocios de origen libanés Ely Calil. Ambos están en libertad, pero Scotland Yard investiga y ha interrogado por tres veces a Simon Mann en la prisión de Malabo. A su salida, ha dicho sentirse "impaciente" por ver a "Calil, Thatcher y uno o dos más hacer frente a la justicia ".

   (*) Jean-Philippe Rémy es el corresponsal de Le Monde en Jonnesburgo


 

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias