NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

HOJAS INFORMATIVAS

 

 

23 de junio de 2006

Desde el infierno de Obiang. La rueda de prensa de Weja Chicampo

   Poco después de las siete de la tarde de ayer, con voz firme, Weja Chicampo dio comienzo, en un hotel del centro de Madrid, a su primer acto público, tras la expulsión de su país por parte de las autoridades dictatoriales, leyendo los primeros párrafos del documento que reproducimos a continuación:

   "Agradecimiento

   Señoras, señores, como decía don Quijote de la Mancha a su escudero: "La libertad Sancho, es uno de los dones más preciosos que a los hombres dieron los cielos. Con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra, ni el mar encubre. Por la libertad así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida, y por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres".

   Quiero aprovechar este encuentro para agradecer a los distintos gobiernos que han intervenido en mi liberación y en especial al español, partidos políticos, ONGs y a todas las personas de buena voluntad que de una manera u otra han contribuido con su esfuerzo al logro de mi liberación aún cuando no haya conseguido la libertad por ello.

   Muchas gracias a todos ellos así como a todos los asistentes por su interés en acudir a la presente rueda de prensa.

   Razones de mi vuelta a la República de Guinea Ecuatorial

   Tras varios años de exilio en España, tomé la decisión de retornar a mi país en el año 2003 a fin de seguir y desarrollar mis actividades políticas justamente donde hay que realizarlas, en Guinea Ecuatorial, y ello, pese a que ya había experimentado con anterioridad la cárcel y torturas del régimen del general Obiang. Mis convicciones me decían y me siguen diciendo, a pesar de los sufrimientos padecidos, que es preciso estar junto con la población que sufre y padece la dictadura de Guinea Ecuatorial y así contribuir, en la medida de mis posibilidades, al logro de las libertades fundamentales y la implantación de un Estado de Derecho en el que todos los pueblos de la República puedan participar y disfrutar de sus beneficios.

   Regresé a Guinea Ecuatorial en el año 2003, precisamente para introducir las bases del proyecto político de Estado que el MAIB tiene concebido y que he denominado "La Triple D" e iniciar su implementación en el país, dicho de otro manera, "Democracia, Desarrollo y Descentralización". Este proyecto político no es un proyecto étnico, sino un proyecto de Estado, donde necesariamente deben participar todos los ciudadanos de la República en la conquista y mantenimiento de las libertades fundamentales. De hecho, en mi regreso estuve acompañado por D. Juan Alfonso Alogo Oyono de la etnia fang, quien convencido del proyecto político de integración étnica que representa la propuesta política del MAIB, decidió, aún a costa de casi perder su vida, como así fue, volver a Guinea Ecuatorial.

   Obviamente, lo primero que debía intentar es el reconocimiento y legitimidad del Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko, el MAIB. En este sentido mantuve distintas reuniones con algunas personalidades políticas de la oposición en el interior del país, algunos miembros del Gobierno, así como con distintos ciudadanos con el fin de conocer la situación política y social real en el país.

   De estos contactos surgió la necesidad de plasmar, durante el mes de febrero de 2004 el documento del MAIB, "Estado federal, sueño o realidad" cuya distribución se extendió a varios sectores políticos, militares y sociales del país ya que el término Federación no era comprensible en un primer momento, pues entendían que autodeterminación significaba únicamente independencia.

   Consecuencia de la distribución de dicho documento, el gobierno mantuvo varios encuentros a nivel interno que culminaron con la convocatoria urgente de la reunión que el viernes 20 de febrero de 2004 mantuve con representantes del Gobierno en la sede del Gobierno Provincial de Bioko Norte, a iniciativa de su titular. A la misma asistieron, el entonces gobernador de Bioko Norte D. Sabas Bolekia, el Viceministro de Pesca Sr. Rodríguez Siosa a quien se le solicitó abandonar el Consejo de Ministros para asistir a dicha reunión y finalmente un testigo, D. Serafín Riocaló.

   El encuentro duró cerca de tres horas y fue filmado por una cámara de RTGE. Al comienzo de la reunión fui retratado por un fotógrafo con el fin de que mi foto se distribuyera por todos los puestos militares que como Vds saben se encuentran por doquier en Guinea Ecuatorial . El encuentro sirvió también para hacerme ver la preocupación del Gobierno por mi presencia en Guinea Ecuatorial y la correspondiente amenaza hacia mi persona, familia y presos políticos en general por si ocurrían actos violentos. Hicieron un repaso de los hechos del 98 al tiempo que recordaron lo sucedido a los vecinos de Basakato de la Sagrada Familia en la época de Macías, en 1973-74. Después de escuchar y manifestar mis convicciones, se acordó una segunda reunión en la que intervendrían aquellas personas del Gobierno que yo decidiera a fin de abordar temas concretos como la legalización del MAIB, así como mis actividades y propuestas políticas, entre ellos, "La Triple D".

   Ellos seguían hablando del problema étnico de los bubis y yo les dije que el problema era de todos los ciudadanos y, desde mi perspectiva, debíamos abordar una segunda reunión.

   El día 1 de marzo llamé al Sr. Gobernador para que convocara la 2ª reunión prometida. El Gobierno contestó por escrito y me convocó para el día 4 del mismo mes.

   En la noche anterior, es decir, la del 3 del mismo mes y año, hubo una movilización militar sin que supera los motivos y razones de la misma.

   Según pude saber más tarde, la intención de la movilización militar era la detención del presidente del Consejo Representativo del MAIB, hoy día ya fallecido, don Enrique Boneke Mitelebo que se encontraba en su residencia situada en la villa de Rebola. en esa intervención militar se detuvo a un joven que fue brutalmente torturado a los solos efectos de intimidar a la población sin que se produjera su detención posterior. Meses después falleció el joven.

   Narración de los hechos violentos contra Weja Chicampo Puye

   Esa misma noche del 3 de marzo supe que estaba en peligro. La movilización del ejército no era un buen síntoma, máxime cuando no consiguieron detener al Presidente del MAIB por lo que deberían tomar otras represalias y en este caso no cabía más responsable que mi persona.

   Efectivamente, a las 2 de la madrugada unos encapuchados invadieron mi domicilio rompiendo la puerta, momento en el que estaba hablando con el asesor jurídico del MAIB en España, alertándole que algo estaba pasando. Entraron y sin oponer resistencia me esposaron fuertemente con las manos por detrás y comenzaron a registrar la vivienda en busca de nos se sabe qué.

   El jefe del comando me preguntó donde tenía la oficina, como si la tuviera en la planta de abajo, que pertenecía a mi vecino al que tuve que despertar para que registraran su casa sin que encontraran nada de lo que pretendidamente estaban buscando. Al no encontrar nada que justificara su intervención comenzaron a golpearme hasta que en un primer momento quedé ciego para posteriormente, y fruto de más golpes, perdí el conocimiento. Mi familia y niños estaban aterrorizados. Cuando recuperé la conciencia me doy cuenta que estoy en el suelo, sangrando por la cara y que tengo la nariz totalmente rota.

   Finalmente termino en una celda oscura de Black Beach. Durante toda la noche estoy de pie con las manos esposadas por detrás, no puedo dormir, los brazos me duelen de forma muy acusada, las manos están hinchadas, la nariz no responde, no puedo tenderme en el suelo, no sé que posición adoptar. Desde ese momento se inicia una prolongada agonía que durará días, semanas etc... los interrogatorios y las torturas sicológicas no cesan. Por poner un ejemplo puedo decir que estuve cuatro meses con las esposas puestas y como este ejemplo, otras muchas formas de tortura.

   Seguir narrando las vejaciones y malos tratos no conduce a nada más que exacerbar el posible morbo que estas situaciones producen y no es mi intención que esto se produzca. No en vano yo estoy en España y otros muchos compañeros siguen en las cárceles de Guinea Ecuatorial sufriendo no sólo lo que yo padecí, sino experiencias mucho más fuertes e inhumanas.

   Antecedentes y causa del secuestro de Weja Chicampo Puye

   A las pocas semanas de mi regreso a Guinea Ecuatorial llega a mi conocimiento que iba a ser detenido por el régimen del general Obiang ya me consideraban cabecilla del supuesto golpe de estado que se iba a protagonizar bien por mercenarios contratados por no se sabe quén, bien por Severo Moto Nsa. Los antecedentes de mi supuesta participación en teorícos golpes de estado hay que buscarlos en la declaración que el expresidente de Renage, Daniel Mba Oyono, realizó el día 6 de junio de 2003, mediante una declaración institucional que publicó a través de Internet en la que llamaba la atención al Presidente de la República, así como a las fuerzas armadas y ciudadanos en general, en la que textualmente se decía:

   "...este diabólico plan de desestabilización de RENAGE, con consecuencias de golpe de estado secesionista y prolongaciones regionalistas, ha sido idedo y orquestdo por un grupo de personas de origen diverso, con fuertes posibilidades económicas..." para seguir diciendo "...hago un llamamiento a todos los guineanos de buena voluntad, a los políticos y sus partidos, al Presidente de la República, para que estemos constantemente vigilantes frente a las amenazas secesionistas y tribalistas a las que debemos juntos hacer frente y arrinconar con toda contundencia por tratarse de un problema nacional que concierne a todos".  (http://www.guinea-ecuatorial.net - junio de 2003).

   Ante este escenario premeditado y malévolamente urdido, el régimen entendía que mi regreso a Guinea Ecuatorial suponía una avanzadilla de estos teóricos golpe de estado, siendo mi persona un elemento clave en esos proyectos de desestabilización general.

   Como no se podía probar nada de lo que se me acusaba (distribución de propaganda del MAIB, conspiración, asociación ilícita, etc.), el régimen no tenía más remedio que seguir inventando lo que fuera para mantener mi aislamiento y confinamiento carcelario, aún a costa de no haber sido jamás acusado formalmente de nada. El régimen no podía entender que yo estaba en Guinea Ecuatorial de una manera pacífica, con el sólo y único pretexto de participar activamente en la oposición política de mi país, aportando ideas y proyectos para toda la sociedad ecuatoguineana.

   Situación en la que se encuentran el resto de presos políticos

   Un dato revelador es el hecho que los propios presos comentaban que, a raíz de mi llegada a la cárcel, sus condiciones mejoraron de alguna manera (habría que preguntarse en que condiciones inhumanas podrían encontrarse antes de mi ingreso en prisión) comparando el trato recibido hasta esa fecha y ello es consecuencia de las presiones internacionales ejercidas al régimen por parte de la Comunidad Internacional con motivo de mi secuestro y posterior encarcelamiento.

   En el año 2004 tuve constancia de la muerte de varios presos a consecuencia de torturs y malos tratos, así como de entierros clandestinos en tierra o en el mar.

   Una vez por leer  prensa española estuve varias semanas encerrado en la celda pues se me acusaba de recibir información desde España.

   Puedes llegar a estar hasta 45 días, y más, sin bañarte y con la misma ropa.

   La ración de comida son dos panecillos diarios y en algunos casos se racionaba a dos panecillos cada tres o cuatro días.

   El preso que no tenga familia que pueda sustentarle, vive de la caridad o la solidaridad de los otros presos.

   La mayoría de los presos comunes, cuando llegan a la cárcel procedentes de las comisarías, llegan con lesiones múltiples, consecuencia de las torturas o malos tratos en general.

   Las celdas son máquinas silenciosas de matar. De hecho, el 5 o 6 de julio de 2004 murieron tres presos a los que enterraron en horas nocturnas clandestinamente. Entre ellos estaba un camerunés, un nigeriano y un guineano.

   Durante mi estancia en la cárcel me consta, al menos, la muerte de seis personas, entre ellas el alemán Gerhard Merz.

   Traslados de prisión para evitar a la Cruz Roja Internacional cuando esta llega a las cárceles. A mí se me trasladó a la cárcel de militares (Campamento Acacio Mañé) el día 5 de abril de 2004 y a otros que tampoco debían ser vistos se les trasladaba a otros lugares como Punta Fernanda.

   Las medicinas y alimentos en ocasiones no llegan a los presos.

   Las familias de los presos en muchas ocasiones se ven extorsionadas económicamente para poder aliviar las penalidades de sus seres queridos.

   Decisiones políticas de futuro de Weja Chicampo Puye

   La primera y única decisión es regresar a mi país, con mi pueblo, para intentar materializar el proyecto político de Estado del MAIB denominado "La Triple D" (Democracia, Desarrollo y Descentralización).

   Democracia porque sin libertades y respeto a los derechos humanos es imposible la armonía social.

   Desarrollo porque Guinea Ecuatorial es un país con recursos naturales suficientes para conseguir un bienestar social y económico estable para todos los pueblos de la República.

   Descentralización porque es la única manera de que los pueblos del continente africano, en nuestro caso de Guinea Ecuatorial, consigan volver a respetarse como siempre lo hicieron antes de las colonizaciones y de esta manera hacerse fuertes frente a la globalización mundial que en todos los órdenes parece ser la nueva ley del siglo XXI.

   (...)

   Muchas gracias por su atención y solo les pido, sobre todo a los medios de comunicación, única posibilidad actual, no olviden que existe Guinea Ecuatorial, que en la actualidad la propia Comunidad Internacional tiene catalogado al general Obiang como uno de los peores dictadores que existen en la tierra, que los pueblos de Guinea Ecuatorial llevan sufriendo en el olvido y el silencio internacional demasiado tiempo, que todos seremos culpables, en alguna medida, de lo que ocurra en el futuro en esa República, y por favor que España no se olvide que durante 200 años estuvo presente, para bien o para mal, que nuestros hijos hablan español desde que nacen hasta que mueren, que tan sólo está a cinco horas de vuelo desde España y, finalmente, que pese a todo lo que España ha dejado de hacer por unos motivos u otros, los pueblos de Guinea Ecuatorial siguen esperando que la vieja metrópoli intervenga en defensa de aquellos derechos que para sí mismos consiguieron los españoles a la muerte del general Franco.

   En Madrid a 22 de junio de 2006".

   La agencia Europa Press, en un despacho de la misma tarde-noche de ayer, dice entre otras cosas que "Weja Chicampo, que se encuentra desde principios de junio en Madrid procedente de la cárcel de Black Beach (Malabo), recibirá el estatuto de asilado político por parte de las autoridades españolas, según aseguró hoy el asesor jurídico del MAIB, J. Gil de Sagredo.

   "Lo normal es que le den el estatuto de asilado político. El no lo va a pedir, pero a Weja se lo van a conceder", aseguró el abogado, quien anunció que va a mantener conversaciones con funcionarios de los Ministerios del Interior y de Asuntos Exteriores para tratar de definir la situación de Chicampo en España. Asimismo, adelantó que Izquierda Unida o CiU presentarán próximamente una interpelación parlamentaria al respecto".

   Chicampo "ya estuvo exiliado en España entre 1996 y 2003, año en que decidió regresar a Guinea Ecuatorial para tratar de poner en marcha el proyecto político de su organización, denominado "La Triple D" porque propone democracia, desarrollo y descentralización. "No es un proyecto étnico sino un proyecto de Estado, donde necesariamente deben participar todos los ciudadanos de la República en la conquista y mantenimiento de las libertades fundamentales", explicó Chicampo en una rueda de prensa en Madrid.

   Sin embargo, después de mantener una reunión con el Gobierno ecuatoguineano y cuando estaba a punto de celebrarse una segunda, Chicampo fue detenido la noche del 3 de febrero de 2004 y conducido a la cárcel de Black Beach, donde fue objeto de múltiples torturas durante dos años y tres meses. Durante ese tiempo, nunca fue acusado formalmente, ni juzgado o condenado.

   A principios de este mes, el Gobierno de Teodoro Obiang Nguema decidió indultarle junto a más de 40 presos. Con un salvoconducto expedido por la Dirección General de Seguridad de Guinea Ecuatorial y una carta firmada por el embajador de España en el país africano, Chicampo fue introducido sin su consentimiento en un vuelo de Iberia Malabo-Madrid. A primera hora de la mañana del 6 de junio, llegó al aeropuerto de Barajas solo, sin dinero e indocumentado.

   "Está en una situación que induce a pensar que ha habido un pacto los Gobiernos de España y de Guinea Ecuatorial. Yo no le mato pero tú lo traes aquí", estimó De Sagredo, quien explicó que en estos momentos es como si Chicampo no estuviera en España.

   Aunque agradeció al Gobierno español su intervención para conseguir su puesta en libertad, el activista bubi no se considera un hombre libre. "He sido secuestrado y he llegado a España como en una patera", denunció. Vive de la caridad de sus amigos en España y no tiene papeles, por lo que no puede trabajar o viajar.

   Por ello, pidió a las autoridades españolas que regulen su situación, para después volver a Guinea Ecuatorial para tratar de volver a poner en marcha su proyecto político que, según reiteró en la rueda de prensa, no habla "de secesión, de separación o de independencia".

   Hasta aquí el despacho de la agencia.

   El acto (no puede decirse que fuera una rueda de prensa) estuvo presidido por una mesa integrada por el profesor Justo Bolekía, el abogado Gil de Sagredo Garicano, por el propio Weja Chicampo y por la persona que le acompañó a su regreso a Guinea Ecuatorial en agosto de 2003, Juan Alogo Oyono.

   Además de lo indicado en la declaración anterior, Weja Chicampo indicó que en algún momento las autoridades ecuatoguineanas le hablaron de que pensaban acusarle de "asociación ilícita" pero que nunca lo hicieron formalmente. "Hace unos meses estuvieron en Black Beach miembros del Tribunal de Apelación y hablaron también de su intención de iniciar el proceso legal pero no llegaron a hacerlo nunca".

   Antes de salir de Black Beach tuvo que firmar un documento en el que se hacían referencia a distintos delitos. Según su relato, las autoridades carcelarias le indicaron que era un mero trámite administrativo, que se hacía con todos los detenidos como él y que podía firmarlo en la seguridad de que no representaba reconocimiento de culpa alguna.

   El dirigente bubi habló también de las personas que habían estado en Black Beach para interesarse por él. Se refirió, en concreto, a una representante de Amnistía Internacional que visitó el penal a mediados de 2004 para informarse también de la situación de los presos surafricanos; a los representantes de la Cruz Roja Internacional, que no pudieron verle en la visita de abril de 2004, pero si en visitas posteriores y a la señora Sara Morrison, de la embajada norteamericana en Malabo, que estuvo en Black Beach a finales de 2005.

   Gil de Sagredo se refirió fundamentalmente a las circunstancias de la expulsión de Guinea Ecuatorial de Weja Chicampo. Habló de la pretensión de las autoridades de este país de considerar a Chicampo como ciudadano español y su negativa a entregarle el Documento de Identidad Personal (DIP) ecuatoguineano. Informó que había salido de Guinea con dos documentos: un salvoconducto del gobierno guineano y una carta del embajador español en Malabo dirigida al comisario jefe del aeropuerto de Barajas. En el salvoconducto se reconoce la nacionalidad ecuatoguineana de Weja. La carta del embajador español, siempre según Gil de Sagredo, explica que: "El señor Weja Chicampo ha debido trasladarse a España por razones de urgencia". Tal como indica el despacho de Europa Press mostró también su confianza en que las autoridades españolas le reconozcan próximamente la condición de refugiado que tuvo ya antes de su regreso a Guinea Ecuatorial.

  

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias