NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

HOJAS INFORMATIVAS

7 de junio de 2002

PIDEN PENAS DE MUERTE

El fiscal de Malabo, Serafín Ondó, leyó ayer a gran velocidad la relación de los dieciocho procesados (y no procesados) para los que se pedía la pena máxima. Esta circunstancia, junto el hecho de que la relación no se entregase a los abogados defensores hace muy difícil establecer la lista de los dieciocho nombres. Conforme a nuestras informaciones, y sin que pueda excluirse algún error, son los siguientes:

    Felipe Ondó Obiang, persona en torno a la que ha girado todo el proceso; miembro fundador junto con Guillermo Nguema Mba, y otros, de la Fuerza Demócrata Republicana (FDR) ; varias veces ministro con el régimen de Macías; Presidente del Parlamento con Obiang hasta el año 1993 en el que tras un viaje a Estados Unidos inició un viraje político que terminó alejándose del dictador guineano. Pertenece como la gran mayoría de los procesados a la tribu de los nkodjoeñ de la región de Mongomo. Tiene 62 años, es maestro de profesión. Tuvo que declarar sentado dada las torturas a las que había sido sometido.

    Guillermo Nguema Elá. Ex-ministro con Obiang. Miembro fundador de la FDR. De 49 años. Ingeniero de Caminos. Presentaba graves daños en una mano como consecuencia de las torturas. Cuando fue detenido el oficial que mandaba las fuerzas le dijo "Nos habéis traicionado y nos vamos a ensañar con vosotros". Conforme a sus declaraciones, y las de Felipe Ondó Obiang, defendió en todo momento las vías políticas legales en la actuación de la FDR.

    Severo Moto. Dirigente opositor, líder durante muchos años del Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial. Vive en el exilio en Madrid. Su condena es legalmente imposible dado que no estaba procesado.

    Julio Ndong Elá Mangue. Ex-ministro del Interior con Obiang hasta 1998. Vive exilado en Barcelona. Se le pedían veinte años y un día de reclusión mayor. Apenas citado en el juicio, el aumento de su petición no parece tener justificación legal alguna.

    Lucas Oyono Nsué. No compareció en el proceso. Reside en Camerún. Es autor de una carta  de fecha 21 de noviembre de 1995 incautada en un registro, sin mandato judicial, realizado en la casa del procesado y militante de Unión Popular Faustino Ondó. Los fiscales no consiguieron establecer ninguna relación entre esta carta, en la que se decía que había que tener cuidado con "los sicarios del régimen", y la causa que se juzgaba. Se le pedían en principio veinte años y un día de reclusión mayor.

    Primo Micha Obiang. Militar de profesión. Se le presentó en el juicio uniformado y como "francotirador", condición que él negó. Dijo haber sido torturado y negó cualquier relación con el complot objeto del proceso. En las conclusiones provisionales se le pendían diez años.

    Mariano Ekua Sima. Militante de la FDR. Uno de los acusados sobre el que se centraron mas cargos, ninguno de los cuales fue probado por los fiscales. Se le acusó de tener en su poder un croquis del campamento Rabat, haber manejado unos distintivos que llevaban una cruz blanca sobre fondo rojo o fondo azul y de estar al tanto de una pistola destinada a dar el golpe de estado. Ni el croquis ni la pistola fueron presentados en el juicio. Solo se mostraron dos distintivos, uno de cada tipo. Afirmó haber sido torturado y mostró las secuelas que tenía en las manos y en los pies como consecuencia de ello. Afirmó haber visto en el momento en el que se le interrogaba, y antes de que se le tapasen los ojos, en un lugar, "detrás del aeropuerto" de Bata, a los generales Armengol Ondó Nguema, Agustín Ndong Ona y Antoñito Obama Ndong.

    Donato Ondó Ondó. Militante de la FDR. Nombrado por Felipe Ondó Obiang responsable de la organización en ciernes de la FDR en la región continental. Terriblemente torturado en manos y pies. Se centraron en él los testimonios de dos de los acusadores que afirmaban haberle oído decir que estaba preparándose un golpe de estado. No pudo probarse. Afirmó en su comparecencia: "Pido socorro. He sido coaccionado". "Todo lo que dije en Bata fue por coacción". Afirmó que los jueces le tomaron declaración en presencia de la policía. "Con los ojos tapados, los brazos atados y colgado allá arriba, ¿que vas a hacer?", dijo para explicar la inclusión de algunos nombres en su declaración ante la policía. No firmó su declaración (no puede utilizar las manos). "No puedo subir la mano para beber agua, ni para comer pan. Me alimentan los compañeros".

    Pablo Nguema Mba. Militante de la FDR. Maestro industrial de profesión. Asistió a una reunión en Bata con Felipe Ondó en los primeros meses de este año. Fue torturado en los interrogatorios. "Me hicieron la misma cosa que se prepara para todos" (fue colgado). No se ratificó la declaración hecha ante la policía y los jueces. "Si lo declaré es por esto que me ve", dijo levantando las manos. Ha orinado sangre. Le golpearon mientras estaba colgado. Afirmo que la FDR "es un partido democristiano que no está por la violencia". Se le pedían veinte años.

    Lorenzo Ndong Ela. Militar de alta graduación. Ausente. Hermano de Guillermo y de Julio. Huyó de su poblado, en el que estaba confinado sin sentencia judicial, en cuanto tuvo información de las primeras detenciones. Permaneció en el bosque unos diez o quince días. Su persecución acarreó la detención de un número considerable de personas que le prestaron ayuda en algún momento. Pasó a Gabón y de ahí a Camerún.

    Melchor Ndong Modu. Sacerdote de la Iglesia de la Vida de Cristo. Se le acusó en 1986 de intento de golpe de estado y estuvo por ello encerrado cuatro años en Black Beach. Un hermano suyo fue fusilado en aquella oportunidad. Se le acusa de haber confeccionado los estatutos de la FDR y haber participado con Ondó Obiang en una reunión celebrada en la ciudad de Oyem en 1997. Lo negó y no ratificó las declaraciones hechas ante la policía y los jueces. Sobre los nombres incluido en esas declaraciones dijo "No fue de mi propia iniciativa, fue por tortura". "Estuve a punto de morir", "Si Jesús hubiera estado aquí esto no hubiera pasado", dijo también. Reconoció haber hablado de política con Ondó Obiang y haber intentado incorporar a su Iglesia a algunas de las personas cercanas a él. Está al tanto de los trabajos destinados a conseguir la legalización de la FDR:

    Angel Ovono Akumbega. Militar en activo. Declaró sentado por su estado físico y "por haber enviudado dos días antes". Se le acusa de haberse reunido con Mariano Nkua y de haber preparado un plan para ocupar una armería en Mongomo. No se ratificó en sus declaraciones anteriores. Dijo haber recibido "un trato especial en el maltrato". Mandaron a que le detuviera un pelotón armado. Afirmó que le habían quitado en el momento de la detención 480.000 FCFA que no le habían sido devueltos. Afirmó a preguntas de la defensa que no había ningún proyecto en marcha de golpe de estado. Explicó que una gran parte de los mayores de 40 años de la zona de Mongomo eran militares o ex-militares.

    Domingo Nfa Nve. Presentado por los fiscales como favorable a la tesis del golpe de estado su testimonio fue desbaratado por el defensor Fernando Micó poniendo de relieve contradicciones y errores en fechas y nombres. Según  dijo había participado en golpes de estado en los años 1979, 1983, 1997 y 2002. "Es usted el mayor golpista del país", comentó Fernando Micó. Se le pedía pena de muerte en las conclusiones provisionales y se mantiene esa petición en las finales.

    Benito Ntutumu Eyene. Ex-teniente. Aparece en el sumario por haber asistido a la reunión de Oyem, celebrada en 1997 y en la que Ondó Obiang consultó a un grupo de personas de su confianza la posibilidad de preparar un golpe de estado. La decisión de la mayoría fue contraria a la propuesta y la opinión de Benito Ntutumo coincidía con esa mayoría. Según su testimonio no ha vuelto a ver a Ondó Obiang desde entonces. Manifestó que había sido torturado.

    Juan Mba Esono. No compareció en el juicio.   

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias