NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

HOJAS INFORMATIVAS

 

 4 de enero de 2007

Cuentos navideños

   Estas fechas son propicias a declaraciones políticas con balances o con proyectos para el nuevo año. Los regímenes dictatoriales aprovechan la oportunidad para cargar la mano en la propaganda. El régimen ecuatoguineano no escapa a este modo de hacer.

   Publicamos hoy el mensaje de fin de año del dictador, tan lleno de palabrería (a ratos de simple cinismo) como vacío de ideas y un artículo cargado de ambigüedades y de perspectivas engañosas del corresponsal de Jeune Afrique en Malabo, Pascal Airault. El dictador ha dicho:

   "Compatriotas Ecuatoguineanos:

   De nuevo, tengo la satisfacción de compartir con todo el Pueblo de Guinea Ecuatorial el importante acontecimiento de fin de año.

   En efecto, estamos satisfechos al despedirnos con optimismo el Año 2.006, después de constatar el ambiente de paz, solidaridad nacional, estabilidad política y social que han beneficiado a nuestro País a lo largo del año que terminamos, acompañado de los grandes progresos alcanzados en la ejecución del programa de desarrollo socio-económico para el bienestar y la felicidad del Pueblo.

   Dentro de pocas horas se acaba un año, y se abre para nosotros un nuevo año lleno de perspectivas y esperanzas para alcanzar las metas de un mayor progreso y bienestar para el Pueblo de Guinea Ecuatorial.

   Para nosotros, las Navidades que significan la conmemoración del Nacimiento del Niño Jesús, siempre han suscitado en el humano grandes esperanzas y optimismo en su futuro. Por lo mismo, el fin de un año y el comienzo de otro, siempre han creado igualmente en nuestras mentes nuevas expectativas de futuro.

   Dentro de este orden de ideas, y considerando el ambiente de optimismo que ha caracterizado el transcurrir del Año 2.006, creemos que las expectativas del Año 2.007 son prometedoras, si permanecemos como hasta ahora firmes, constantes y dinámicos en la ejecución del Programa de Desarrollo que nos exige el futuro y en la perseverancia de la paz y seguridad de la Nación.

   Cuando abrazamos un nuevo año, siempre estamos propensos a evaluar los propósitos del año anterior. Esta evaluación nos permite rectificar los inevitables errores y avanzar con un nuevo espíritu de ánimo hacia nuevos compromisos que nos presentan los retos del futuro. 

   En efecto, el año que estamos despidiendo, se ha caracterizado por una intensa actividad política para la consolidación de nuestro sistema democrático nacional, así como por el esfuerzo infatigable del Gobierno en el contexto de hacer de nuestro País una plataforma de estabilidad social y de progreso económico armonioso, ubicado en esta zona turbulenta del África Central.

   Por tanto, debemos sentirnos satisfechos de los diferentes eventos realizados en el curso del año 2.006; la Cumbre de la CEMAC; la celebración del Día 3 de Agosto, día del Golpe de Libertad; la celebración del 12 de Octubre, 38 Aniversario de nuestra Independencia Nacional, así como la celebración de los Congresos organizados por los diferentes Partidos Políticos del espectro nacional, actividades que revelan el dinamismo de las acciones del Gobierno y la constante actividad del Pueblo y sus fuerzas políticas.

   Por otra parte, no cabe la menor duda de que estamos comprometidos seriamente en la ejecución del Programa político para la democratización de nuestro País, que ha sido consensuado con todas las fuerzas políticas de la Nación, para cuya consolidación se requiere nuestra vigilancia para mantener los principios aceptados, fortalecer la solidaridad de todos los actores políticos y el necesario dinamismo de las Instituciones, para adecuar nuestro proceso a las exigencias de cada momento.

   El Programa de Desarrollo socio-económico constituye, hoy por hoy, la prioridad de nuestras acciones, en el que todas las Instituciones del Estado deben concentrar sus esfuerzos físicos e intelectuales para que nuestro país cimiente las bases de un desarrollo auto sostenible. En este aspecto, luchamos para alcanzar las máximas cotas de la buena gobernabilidad, el uso adecuado de los recursos económicos, la transparencia administrativa y el acceso a las nuevas tecnologías para el desarrollo.

   Efectivamente, hemos logrado bastante en este aspecto del desarrollo económico, con la dotación de una infraestructura de base que está dando amplia cobertura de empleo, promoviendo el bienestar de la población. Ciertamente, sabemos que nos queda mucho que realizar, para que todo el Pueblo tenga la suficiente seguridad económica para desarrollar las actividades de su preferencia.

   Por otra parte, sabemos también que el desarrollo socio-económico de Guinea Ecuatorial no podría alcanzar las metas deseadas, si la población no adquiera la cultura, la educación y la tecnología necesarias para el desarrollo y la industrialización de los enormes recursos naturales que dispone nuestro País. Este es el propósito por el cual declaramos al Año 2.005 como el �Año de la Tecnología para el Desarrollo�, cuyo decenio debe multiplicar nuestros esfuerzos, tanto en la formación de los recursos humanos, como en la adquisición de la tecnología moderna.

   Los jóvenes ecuatoguineanos deben jugar un papel preponderante de relevo, asumiendo desde ahora la responsabilidad de promover el empleo de la tecnología a partir de los conocimientos adquiridos en los centros de formación técnica y universitaria. 

   Los jóvenes son la esperanza de mañana; por eso estamos trabajando para dejar las bases de una Guinea Ecuatorial que conciba la unidad y la armonía como bases imprescindibles de su razón de ser.

   Que la integración paulatina de los jóvenes en la vida social, sea el resultado de una transmisión permanente de valores entre las generaciones y la valoración de sus respectivas experiencias.

   Por tanto, instamos al Gobierno para que tome las medidas para elevar la calidad educativa, la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior, el empleo prioritario de los jóvenes y su capacitación tecnológica y científica. 

   Si hemos avanzado y pretendemos ir hacia lo mejor, debemos valorar y felicitarnos mutuamente por los esfuerzos realizados por cada uno de nosotros, teniendo en cuenta las circunstancias y las consecuencias que todavía obstaculizan la vía más rápida para alcanzar los objetivos propuestos.

   En este esfuerzo renovado, el Gobierno ha emprendido diferentes mejoras en la construcción de carreteras, viviendas sociales, hospitales, escuelas, electricidad, telecomunicaciones, infraestructuras urbanas, etc. Nuestro compromiso de prestar todos los servicios vitales al Pueblo, debe seguir más que nunca priorizando la salud para todos, una educación de calidad para todos y una alimentación adecuada para todos. 

   El VIH/SIDA, es una enfermedad que está causando pérdidas de vidas humanas alarmantes durante los últimos años; por eso, el Gobierno ha tomado medidas acertadas, para frenar la propagación y luchar contra este mal que puede reducir y frenar el desarrollo nacional.

   Por otra parte, entendemos que el respeto de los Derechos Humanos, que es nuestra preocupación constante, debe ser el cierre del corolario de la democracia, el desarrollo socio-económico y el bienestar del Hombre, como objetivo último de toda la acción gubernamental.

   Estimamos Compatriotas:

   Reafirmaos nuestra convicción de que el Estado ecuatoguineano está en vía de estructurarse política y jurídicamente para cumplir estos objetivos de proporcionar los servicios esenciales al Pueblo.

   En Mi calidad de Jefe de Estado, garante de la unidad nacional y del equilibrio en el buen funcionamiento del aparato estatal, quiero recordar la ineludible obligación de todos los Poderes del Estado, de la Administración Pública, las Instituciones Paraestatales, las asociaciones profesionales y culturales, los distintos credos de nuestro País, las Organizaciones No Gubernamentales y la Sociedad Civil en general, para que cada uno, en su competencia específica, respalde y contribuya en la ejecución del Programa de Desarrollo adoptado por el Gobierno.

   Como autor y actor principal de este Programa, el Poder Ejecutivo debe ser más dinámico, diligente y celoso en su ejecución, adoptando medidas contra las tendencias que desvirtúan el espíritu humanista de nuestros objetivos.                    

   En lo que respecta a la gestión de la cosa pública, la corrupción administrativa, el afán de un rápido enriquecimiento, el absentismo laboral, el nepotismo, los favoritismos en beneficio de los ineptos, la falta de patriotismo y de profesionalismo, la ignorancia deliberada del programa diseñado, tendencias que dificultan la rentabilidad y eficacia de la Administración, su erradicación debe ser la lucha prioritaria del Gobierno.

   Por su parte, la Cámara de los Representantes del Pueblo, debe madurar sus métodos de control de la acción gubernamental, promover los cambios legislativos que se impongan en cada momento, para adecuar a nuestro País a las necesidades de su equilibrio y desarrollo.                                

   El Poder Judicial, como Institución que arbitra los distintos intereses de nuestra Nación, sus agentes deben ser fieles intérpretes de la Ley, como la emanación de la voluntad popular. Sus decisiones deben ser respetadas y apoyadas por los órganos ejecutores de la Administración Pública, para que nadie se tome la justicia por su mano.

   Los juzgadores no son la Ley, simplemente la representan; ni muchos menos los ejecutores de las sentencias judiciales pueden ni deben transgredir el espíritu y la filosofía de la Ley.

   Una Administración de Justicia capaz de garantizar, conforme a la Ley, los intereses políticos, económicos y socio-culturales de nuestro Pueblo, para asegurar de forma efectiva la paz y la estabilidad de la Nación.                                                                         

   La constitucionalidad de nuestras leyes es fundamental. Pues, el hecho de que desde su creación, el Tribunal Constitucional no haya conocido casos de inconstitucionalidad de nuestras leyes, es prueba evidente de que nuestro Ordenamiento Jurídico Nacional respeta los principios de justicia, equidad y humanismo. Lo que quiere decir que, si hay anomalías en la función jurisdiccional no son causadas por la inadecuación de las leyes, sino por los propios funcionarios de su administración.

   Por tanto, los tres Poderes del Estado deben actuar sincronizadamente para apoyar a todas las estructuras del Estado, a fin de que sus actividades se enmarquen en el programa global adoptado y obtengan las facilidades económicas, administrativas y estratégicas que necesiten, para crear un Estado de Derecho fuerte, solidario y estable.                                                          

   Estimados Compatriotas:

   La República de Guinea Ecuatorial es un país eminentemente católico, cuyos habitantes en un porcentaje superior al 90 por ciento, profesan el catolicismo, cuya Iglesia contribuye a la formación moral y espiritual del Pueblo.

   El Gobierno, aunque laico, mantiene estrecha cooperación con la Iglesia Católica y las demás religiones existentes en el País, cuyos programas contribuyen a elevar el nivel cultural del Pueblo y la pacificación del ambiente social.                         

   Desde la Conferencia Económica Nacional, celebrada en la Ciudad de Bata en el año 1.997, el Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial definió a la Sociedad Civil como el verdadero motor del desarrollo nacional, a la que debemos dar todas las facilidades que fuesen necesarias, a fin de incentivar su contribución y rendimiento.

   En su consecuencia, nunca hemos cesado de invitar a nuestra población para que emplee su talento empresarial y participe en el desarrollo de nuestro País. Pues, nunca la independencia económica de Guinea Ecuatorial estará garantizada, mientras la inversión y la tecnología estén en manos de los extranjeros.                                

   En este sentido, el Gobierno está apoyando y seguirá apoyando la iniciativa empresarial de los ecuatoguineanos, siempre y cuando éstos actúen con seriedad y competencia.

   Nuestro avance acelerado hacia el desarrollo no deja de suscitar recelos y envidia de los que, fuera y dentro, quieren ver a nuestro país sumido en la miseria, enfrentando contra si mismo y mermada su personalidad internacional.

   Sin embargo, siempre unidos en la defensa de nuestros ideales y logros alcanzados, solidarios en el proceso que hemos diseñado para un desarrollo de todos para todos, nuestro País se librará de las provocaciones externas y sabrá defender la paz, la soberanía y la independencia nacional como hasta ahora, como una Nación unida, próspera y estable.

   Estimados Compatriotas:

   Aunque terminamos el Año 2.006 con una nota de optimismo y perspectivas positivas del futuro, sin embargo, no podemos ignorar lo que pasa más allá de nuestras fronteras nacionales.

   Estamos sumamente preocupados por el actual clima de tensión y el terrorismo que amenazan la paz y la estabilidad en distintas partes del planeta.

   En efecto, el foco de tensión en el Oriente Medio, como la situación insostenible de Irak que constituye hoy un genocidio e involucra intereses de varios Estados, debe constituir objeto de una nueva Conferencia Internacional.                                     

   La situación de Afganistán y el conflicto de Darfour tampoco pueden pasar por la mirada indiferente de la Comunidad Internacional.

   La propia situación del subdesarrollo que conduce a muchos países africanos, latinoamericanos y del Caribe al hambre y a la miseria, tampoco debe pasarse desapercibido para la Comunidad Internacional.

   Los países del Este Europeo que, a pesar del nivel de desarrollo alcanzado, tampoco están a salvo de una crisis económica y una inestabilidad política.                                 

   Esta crisis económica y las convulsiones políticas han creado un movimiento universal de inmigración no grata para las poblaciones afectadas de los países más desarrollados. No podemos predecir sobre las consecuencias futuras de este fenómeno; sin embargo, nuestra visión es que este movimiento es susceptible de provocar un desequilibrio mundial.

   A tal efecto, nuestro deseo sería revisar las bases de la cooperación Norte-Sur, para que se promueva de forma rápida la mejora de los Países en Vías de Desarrollo.                                                 

   Pues, la mejor garantía para la paz y seguridad internacionales no puede ser la creación de dos mundos divergentes extremos: el de los pobres y el de los ricos.                                                                                       

   Pues, si nuestra visión de futuro, con la ilusión que nos provoca la memoria del Nacimiento del Niño Jesús y el optimismo de iniciar el Nuevo Año 2.007, constituyen un incentivo a la Humanidad para emprender nuevas metas de progreso y bienestar, concluyo haciendo este llamamiento, tanto al Pueblo de Guinea Ecuatorial, como a todos los Pueblos del mundo, para que encaminemos nuestras actitudes hacia la protección del Hombre, su dignidad, su libertad e integridad, sin ningún tipo de discriminación racial, étnica, estatal, social, cultural, ni religiosa.                                

   Albergamos la esperanza de que, el Año 2.007, con los esfuerzos conjugados de todos y de cada uno de nosotros, nuestro País construirá el mejor legado para las futuras generaciones.

   Que Dios proteja de todo mal a Guinea Ecuatorial y a la Humanidad entera.

¡Arriba la República de Guinea Ecuatorial!"

   Este ha sido el discurso de fin de año del dictador ecuatoguineano Teodoro Obiang Nguema Mbasogo. ¿Qué decir de él? Que no contiene una sola idea útil. Obiang pasa de puntillas sobre algunos problemas del país (tampoco los más importantes) y se sitúa a distancia de ellos, como si su papel pudiera ser el de mero árbitro, como si algo pasara en el país al margen de su voluntad, como si no fuera el dictador que realmente es.

   Es un discurso de pura propaganda. Escrito para ser citado (de ahí sus cínicas alusiones a los derechos humanos), deja pendientes todos las cuestiones que preocupan a los ecuatoguinenos: la pobreza que afecta a la gran mayoría de la población, la ausencia de libertades democráticas, la ausencia del Estado en todos aquellos aspectos que no son estrictamente represivos, la falta de políticas educativa, la falta de políticas sanitarias, el gravísimo problema de la vivienda, la corrupción galopante que afecta a todos los sectores del país y que anida fundamentalmente en las máximas jerarquías del país, las garantías imprescindibles para los procesos electorales que se avecinan, algún avance en la  reconciliación nacional...

   [Hemos tomado el texto del discurso del dictador, con sus evidentes erratas, de la página de su embajada en Londres]

   Pasemos ahora al artículo de Pascal Airault, que se titula "El petróleo no es eterno...". Dice así: "Continúa la avalancha petrolera y se diversifican los operadores. Sin embargo, algunos se preparan ya para el futuro, interesándose fundamentalmente por el gas. 

   Iniciando en septiembre la relación con el gigante ruso Gazprom, un año después de haber invitado a los chinos, el presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo busca, sin duda alguna, salir de su dependencia respecto a las empresas norteamericanas, haciendo jugar plenamente la competencia y sacar mayores beneficios de las concesiones petroleras. Quedan lejos los tiempos en los que el Estado sólo recibía el 3 % de los beneficios obtenidos en el campo Alba y el 5% de los del Zafiro y Ceiba. Tras más de catorce años de explotación, las autoridades han reencontrado el sentido de la negociación. El sistema actual establece royaltys de entre el 10 y el 16 % de la producción, una participación de las empresas estatales en las filiales americanas en Guinea Ecuatorial y una transferencia del 15% de los beneficios en lugar del 3 % en los años 1990. Sin embargo, las tres cuartas partes de los ingresos van todavía a los bolsillos de las compañías extranjeras. “Por eso les hemos impuesto una renegociación global de los contratos que nos ligan con ellas. La gran mayoría de estas empresas han recuperado ampliamente sus inversiones y es ya tiempo para que se aumente la parte que nos transfieren… Aspiramos al 40 o al 50 %, incluso más », explica el jefe del Estado, sensible al combate de su homólogo venezolano Hugo Chávez contra la grandes empresas petroleras occidentales.

   Esta política se ha vuelto imperativa, aunque las autoridades sigan gestionando sus ingresos con parsimonia, el maná va a disminuir progresivamente a partir de 2008, año en el que se prevé el pico de la producción. Las extracciones de petróleo y de gas se aproximarán a los 580 000 barriles por día – frente a los 400 000 actuales- antes de disminuir a la par que lo hace el principal yacimiento de bruto, el Zafiro.

Iniciada su producción a lo largo de la isla de Bioko en 1995, este campo ha enriquecido a la compañía norteamericana ExxonMobil, cambiado el aspecto del país y el tren de vida de sus dirigentes. Pero su ciclo de producción va a disminuir rápidamente, el ritmo de extracción bajará de los 100 000 b/d. en 2013, frente a los 250 000 en la hora actual. A corto plazo, las perdidas se compensarán en parte por la entrada en explotación del yacimiento Okoumé, que permitirá hacer pasar la producción de Amerada Hess, otra gran empresa petrolera norteamericana, de 50 000 a 100 000 b/d. Pero sobre todo por el desarrollo del potencial gasistico, estimado en 40.000 millones de metros cúbicos.

   El viceministro de Minas, Energía y de Industria, Gabriel Mbegha Obiang Lima, se dedica igualmente a poner en valor el offshore profundo y las concesiones de la parte continental. Recorre el mundo para preparar la entrada de nuevas operadoras. ¡Con un cierto éxito! La brasileña Petrobras anunció el 11 de enero haber conseguido luz verde del gobierno para hacerse cargo del 50 % de una concesión en la cuenca del río Muni (entre 500 y 2 200 metros de profundidad). Otros grandes grupos están en fase de explotación, entre ellos la malasia Petronas, la nigeriano-noruega Dangote Energy Equity Resources (EER) y la española Repsol.

   “Algunos han hecho hallazgos interesantes, pero su explotación dependerá de la evolución de los contratos de participación en la producción y de los precios del petróleo dada la importancia la amplitud de las inversiones que se necesitan» explica un asesor del FMI. Además, otras Varias compañías han expresado su interés por concesiones situadas al sur de la isla de Bioko y en el entorno de Annobon.

   A largo plazo, podría levantarse el secreto [lómerta financiero. Aunque las cuentas de Gepetrol y Sanagaz no se presentan a los parlamentarios, las autoridades han manifestado su intención de adherirse a la Iniciativa internacional para la transparencia de las Industrias Extractivas (EITI). Guinea Ecuatorial dispondría de mas de un millón de francos CFA de reservas financieras, constituidas gracias a los ingresos petroleros. Los proveedores de fondos internacionales animan al gobierno a que alimente la cuenta de reservas para las generaciones futuras y llaman a las autoridades a hacer inversiones en los ámbitos de las infraestructuras públicas, de la educación y de la sanidad. Según el FMI, el 80% de la población vive todavía en la pobreza mientras que el PIB por habitante alcanza en la actualidad los 11.000 dólares por año".

   Los artículos del corresponsal de Jeune Afrique tienen siempre aspectos de interés, pero acaban mostrando demasiadas concesiones para con la dictadura ecuatoguineana. De interés en este caso es que ponga el acento en el futuro de la producción de gas que irá sustituyendo al petróleo en los próximos años en Guinea Ecuatorial; es también de interés el  que se refiera abiertamente a las condiciones de abuso en las que las grandes compañías americanas (apoyadas por el dictador) iniciaron la producción petrolera a mediados de los años noventa y la continúan en la actualidad y, por último, que no olvide nunca que el gris esplendor de las condiciones de vida de una minoría reposa sobre la mísera de la gran mayoría de la población.

   Concesiones a la dictadura es pretender que el régimen ecuatoguineano mantiene serias diferencias con estas petroleras o que las nuevas leyes del petróleo suponen un intento serio de poner coto a sus excepcionalmente ventajosas condiciones de producción. Las relaciones (oscuras relaciones) del régimen ecuatoguineano con las grandes petroleras norteamericanas son imprescindibles para su pervivencia política y Obiang lo tiene muy presente aunque se permita alguna crítica contra ellas, destinada a mantener viva alguna brizna de nacionalismo entre su parroquia o ante la opinión pública africana. [La alusión que se hace a Hugo Chávez no puede interpretarse mas que como un chiste].

   Concesiones a la dictadura es presentarla como un régimen normal, preocupado por algún problema del país y no por el simple enriquecimiento de sus integrantes, capaz, por si solo, de evolucionar a situaciones de normalidad o de transparencia. La democracia, la transparencia, la existencia de un gobierno preocupado por la situación del país llegarán a Guinea Ecuatorial (porque llegarán, pueden estar seguros) contra la voluntad de Obiang y los suyos...

   

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias