NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

 

HOJAS INFORMATIVAS

15 de diciembre de 2002

VOTO PÚBLICO (10h 23m)

Abiertas las mesas electorales en Guinea Ecuatorial a las 8 de la mañana, la oposición democrática denuncia que en todas, los presidentes de mesa están imponiendo el voto público.

    La administración electoral ha proporcionado listas de mesas inexistentes a la oposición. Es decir ha confeccionada dos relaciones, una para el PDGE en la que aparecen las mesas reales y otras para la oposición en la que aparecen direcciones de mesas que en realidad no existen.

    La Ejecutiva de CPDS se ha puesto en contacto con el Ministerio del Interior que le ha pedido una hora y media de plazo "para solucionar el problema".

    Algunos de los "observadores de paja", los únicos a los que Obiang y los suyos han dejado acceder al país, han mostrado públicamente sus quejas porque se les haya hecho viajar para "observar" unas elecciones tan evidentemente amañadas.

    CPDS estudia en este momento la posibilidad de retirar a sus representantes de las mesas electorales a las que han tenido acceso.

COMUNICADO DE CPDS (10h)   

Abiertas las mesas electorales en Guinea Ecuatorial a las 8 de la mañana, la oposición democrática denuncia que en todas, los presidentes de mesa están imponiendo el voto público.

    La administración electoral ha proporcionado listas de mesas inexistentes a la oposición. Es decir ha confeccionada dos relaciones, una para el PDGE en la que aparecen las mesas reales y otras para la oposición en la que aparecen direcciones de mesas que en realidad no existen.

    La Ejecutiva de CPDS se ha puesto en contacto con el Ministerio del Interior que le ha pedido una hora y media de plazo "para solucionar el problema".

    Algunos de los "observadores de paja", los únicos a los que Obiang y los suyos han dejado acceder al país, han mostrado públicamente sus quejas porque se les haya hecho viajar para "observar" unas elecciones tan evidentemente amañadas.

    CPDS estudia en este momento la posibilidad de retirar a sus representantes de las mesas electorales a las que han tenido acceso.

CPDS RETIRA SU CANDIDATURA. (12h)

Una vez conocida la decisión del Ministro del Interior y Presidente de la Junta Electoral Central , Clemente Engonga, de dar por buenas las practicas de voto público que se estaban dando en las gran mayoría de las mesas electorales, la Ejecutiva de CPDS ha decidido retirar su candidatura y retirar a sus interventores de aquellas mesas en las que todavía permanecían. Como se recordará El Ministro había prometido reiteradas veces desde las 8 de la mañana "resolver el problema" del voto público. Ha acabado por someterse a él.

    El intento de retirada de los interventores ha dado lugar a problemas nuevos: una parte de ellos están siendo retenidos en las mesas a punta de pistola para forzarles a firmar las actas de la votación.

    Miembros del ejército han bloqueado los vehículos de la caravana de CPDS en Malabo para impedirles que los utilicen en esa retirada de los interventores.

    En Bata, Cándida Okomo, suegra de Obaing, bruja reconocida y uno de los principales valuares (por el miedo que inspira a Obiang) de la influencia política de Constancia Mangué (la "primera dama del país") y de su hijo Teodorin, ha sustituido por la vía del hecho al jefe de mesa de la sede de Correos que ha pretendido evitar el voto público.

    En una hoja de días anteriores equivocábamos el nombre de la suegra de Obiang y la llamábamos Casilda. El nombre es el que damos ahora pero sus actividades son las que decíamos entonces. Es una persona muy temida, de la que en Guinea se habla siempre en voz baja.

 

OBIANG VUELVE A SER CANDIDATO UNICO (16h)

 En el momento en el que redactamos esta hoja están reunidos en Malabo Celestino Bacale, Buenaventura Moswy, Jeremias Ngomo y Secundino Oyono todos ellos candidatos a la Presidencia de Guinea Ecuatorial para redactar un comunicado conjunto en el que anunciaran su retirada del proceso electoral dadas las irregularidades que vienen produciéndose.

    La retirada de los interventores de mesa de CPDS no se está haciendo sin problemas. El incidente más grave se ha producido en Bata donde Noé Nguema Nsue, interventor de la mesa nº 4 en el barrio de Nfefesala ha sido abofeteado por un militar uniformado cuando ha querido retirarse de la mesa llevándose las notas que había ido tomando a lo largo de la jornada. La presencia de militares en uniforme de campaña es abrumadora en Bata, en el entorno de todas las mesas electorales.  También en esta ciudad, los interventores del PDGE han ido tomando nota de las personas que se han atrevido de votar secretamente Un votante que al votar ha mostrado públicamente  la papeleta de CPDS ha sido interrogado después, preguntándole sus datos personales y los de su familia.

    En las gasolineras de Bata y debido a la celebración de las elecciones no se vende combustible en las gasolineras mas que a aquellas personas que muestran acreditación oficial.

    Se ha conocido la destitución en Ebebiyin de todos los "jefes de las comunidades de vecinos", el gobierno les recrimina no haberle informado con anterioridad de que muchos de los vecinos de esta ciudad iban a asistir a los actos organizados por CPDS.

 BALANCE (20h)

    El pasado día 13 distribuimos solo para los medios de comunicación esta hoja informativa. La repetimos como primer balance de la campaña. Sobre la jornada electoral solo añadir que la radio oficial guineana viene dando desde hace horas un 99% de voto favorable a Obiang:

Si Obiang supiese latín, lo que sin duda no es el caso, podría decir que este año que va a acabar pronto, el año 2002, ha sido para él políticamente, un "annus horribilis". Y es que con Obiang aún en vida, estamos ya en lo que podríamos llamar un periodo post-Obiang, o si se quiere post-nguemista. No puede decirse de Obiang, como de otros dictadores, que se está derrumbando su obra política, sencillamente, porque Obiang no ha hecho obra alguna, pero si están ya en escena muchas de las características políticas del periodo que sucederá a Obiang y a su dictadura. En primer lugar, y ello ha sido manifiesto desde principio de año, se ha roto el pacto que dentro de Mongomo ha sostenido al régimen guineano desde poco después de la independencia. Esta ruptura es tanto más grave cuando el núcleo central de la dictadura, Obiang y su familia, han ido perdiendo legitimidad, en primer lugar por su incapacidad manifiesta para dirigir el país con unos grados mínimos de sensatez, en segundo lugar por su incapacidad para organizar de manera minimanente aceptable para algún sector social guineano el reparto y la gestión de las inmensas riquezas procedentes del petróleo y, en tercer lugar, por que al hacerse evidente el declinar físico del dictador, su familia sólo ofrece un futuro lleno de pendencias y de debilidades personales. 

    La presente campaña electoral (a despecho del resultado que se adjudique el dictador) ha puesto de manifiesto otro factor que si no es estrictamente nuevo, no había sido en los últimos años tan evidente como ahora. En Guinea existe un porcentaje importante de la población, probablemente mayoritario, que pese a toda la represión que ha padecido, aspira (sigue aspirando) a ser gobernada de manera distinta; esta parte de la población con las gradaciones habituales en estos casos parece orientar la defensa de sus opiniones a través del voto y parece dispuesta a hacerlo corriendo algún riesgo (manifestarse, ir a los mítines, ser vista en ellos...). Existen además en Guinea, organizaciones políticas capaces y extendidas por todo el país con claras aspiraciones democráticas. El primero de estos factores puede no ser nuevo en la historia de Guinea, pero en todo caso ha resucitado (está resucitando) después de décadas de oscuridad y de postración. La presencia de partidos políticos opositores fuertes, extendidos por todo el territorio nacional (como es el caso de CPDS), si es un hecho nuevo en la historia de las dos dictaduras que se han sucedido en la historia de la Guinea independiente. 

    CPDS ha presentado por primera vez (junto a un programa claramente democrático y a las denuncias de los abusos y la corrupción del régimen) un discurso basado en la reconciliación nacional, de diálogo abierto, la tolerancia, la recuperación de la confianza por los propios guineanos que puede no abrirse camino de manera inmediata, pero que establece la vía por la que puede salirse del circulo infernal de las dictaduras nguemistas. 

    La tensión creciente (la permanente reafirmación de fidelidad) que exige el dictador y el discurso de CPDS (y sin duda el de otras formaciones opositoras) trabajarán en el mismo sentido. Debilitarán la fuerza política de Obiang y su familia. 

    No estamos, sin embargo, planteando un camino diáfano para la democracia en Guinea. Nos lo impediría la simple contemplación de las actitudes delincuentes de la ASHO, los antorchas, los grupos del PDGE de "reventadores" de mítines, con ministros, generales, presidentes del parlamento y demás participando en auténticas "partidas de la porra". 

    Tampoco está escrito que todo lo que se anuncia en embrión haya de pasar, pase con rapidez o, mucho menos, que haya de pasar fácilmente, sin sufrimientos y sin esfuerzos. Decimos simplemente que la campaña (un éxito político indudable para CPDS y sus dirigentes) hace imaginable los caminos hacia una Guinea sin Obiang, sin dictadura, con democracia, con progreso y con paz. 

 

    OFICINA DE APOYO A LA CANDIDATURA DE CPDS-MADRID

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias