NOTICIAS ASODEGUE

 
   

 

 

 

 

HOJAS INFORMATIVAS

3 de diciembre de 2002

EL RELATOR ESPECIAL DE NACIONES UNIDAS ESTÁ EN MALABO. LA TORTURA SIGUE SIENDO HABITUAL EN GUINEA

El Relator Especial de Naciones Unidas, Ambey Ligabó, cuya llegada a Malabo anunciábamos hace unos días está ya en la capital guineana y ha empezado sus trabajos.

Su llegada puede ser un buen motivo para volver a plantear una cuestión que se discutió hace un año aproximadamente, ¿el gobierno guineano ha suscrito la Convención Internacional contra la Tortura? ¿La tortura ha sido erradicada de Guinea Ecuatorial?

Aunque conocemos sobradamente la respuesta queremos contar una historia: el pasado lunes tuvo lugar en Rebola un mitin del PDGE en el que intervinieron Crisantos Bosin, alcalde y militante de ese partido, dos ancianos (uno de ellos Losoa, en su momento militante nacinalista), Agustín Nze Nfumu, secretario general del PDGE y Pascual Obama Nsue, ministro secretario general de la presidencia guineana.

Los preparativos del mitin (como viene siendo habitual en Rebola) estuvieron rodeados de todo tipo de coacciones: citas forzadas a los militantes opositores en las que se les exigía su paso inminente a la formación gubernamental o la relación de los miembros de la agrupación local de su partido...

Sin embargo, lo más notable fue la propia presencia de Pascual Obama. Este personaje había dicho en los recientes festejos conmemorativos de la Independencia celebrados en Luba que un ciudadano de Rebola, de apellido Copoburu y conductor suyo, le había robado 2000 dólares. A instancias suyas, Copoburu fue detenido por la policía y cruelmente torturado. "Se le ató como un antílope", se le colgó como viene haciendo habitualmente la policía guineana y recibió golpes que le impiden servirse de sus manos. Copoburu ha estado un mes en prisión tras del cual no se ha podido probar su participación en el robo de los 2000 dólares.

Queremos denunciarlo con toda claridad: en Guinea se tortura y se seguirá torturando mientras exista un régimen dictatorial como el que encabeza Teodoro Obiang Nguema.

La campaña electoral del candidato-dictador continúa, con actos como el que hemos descrito en Rebola, en un puro derroche de carteles, camisetas, chalecos... Fuentes de toda solvencia, nos indican que Obiang ha agotado las existencias de camisetas (del tipo y calidad que se emplean en las campañas electorales) de la capital madrileña y que sus proveedores se las ven y se las desean para responder a una nueva demanda de 50.000 que deberán servirle a finales de la presente semana. No nos parece raro que Obiang gaste sin tino: no gasta de lo suyo...

OFICINA DE APOYO A LA CANDIDATURA DE CPDS

 

Editado y distribuido por ASODEGUE

Índice Noticias